¿Sabías que abrigar demasiado a tu bebé podría causarle el síndrome de muerte súbita?
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Cuidados y Belleza

¿Sabías que abrigar demasiado a tu bebé podría causarle el síndrome de muerte súbita?

Es importante no exagerar en el número de capas de ropa y cobijas con las que cubres a tu pequeñito

¿Sabías que abrigar demasiado a tu bebé podría causarle el síndrome de muerte súbita? | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Si tu bebé nace durante el invierno, sus primeros meses estarán protagonizados por las bajas temperaturas.

Ante el frío panorama y el miedo a que nuestro pequeñito se enferme, intentamos mantenerlo siempre súper calientito y lejos de la nieve o el ambiente helado.

Frazadas, cobijas, varias capas de ropita, gorritos, calentadores y demás prendas se vuelven nuestros aliados para conservar la mayor cantidad de calor posible en el cuerpecito de nuestros hijos.

No obstante, es importante no exagerar en el número de capas de ropa y cobijas con las que cubres a tu pequeñito.

De acuerdo con Mayo Clinic, uno de los factores ambientales que aumenta el riesgo de que tu bebé sufra síndrome de muerte súbita es el calor excesivo.

Estar demasiado abrigado mientras duerme puede aumentar el riesgo del bebé de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante

Eso no quiere decir que no tapes a tu bebé. La Academia Americana de Pediatría explica que en temperaturas frías, debajo de los 20 ºC aproximadamente, un bebé recién nacido necesita varias capas de ropa.

Éstas pueden ser pañal, pañalero, mameluco, una frazada y algún saquito de dormir.

Asimismo, comenta que una buena regla para saber con cuántas capas de ropa vestir a tu bebé es ponerle la misma cantidad de capas que tú usas, más una capa extra.

El Departamento de Salud del Gobierno de Australia explica que para asegurarte de que tu pequeñito está a una buena temperatura, debes revisar que su espalda y/o pancita se sientan calientes (considera que es normal que sus manos y pies se sientan más fríos que esas áreas de su cuerpo).

Asimismo, los expertos comentan que en los climas fríos los bebés necesitan vestirse con varias capas. De esta forma, en el momento en el que se encuentren en interiores (donde se experimentan temperaturas cálidas) se les podrán retirar las prendas necesarias para que no se sientan abochornados ni sufran un calor excesivo.

Los expertos del Departamento de Salud del Gobierno de Australia también explican que los bebés pierden calor más rápido que los adultos, principalmente por la cabecita.

Por ello, es muy importante que ocupen gorrito cuando vayan a experimentar algún cambio brusco de temperatura. Por ejemplo, en los trayectos de interiores a exteriores, como de la casa al auto.

No obstante, advierte que el gorrito o capa extra de ropa debe quitarse tan pronto como el bebé se encuentre en una zona donde la temperatura es cálida, como en el interior de un carro con calefacción o la casa.

Para evitar el sobrecalentamiento, retire el gorro o la sudadera con capucha tan pronto ingrese a interiores o a un automóvil, autobús o tren con calefacción, incluso si esto despierta a su bebé.

Lo importante es usar las capas de ropa necesarias para que tu bebé experimente una temperatura cálida, que no sea ni tan caliente ni tan fría.

 

Relacionadas: