¡Qué vivan las tradiciones de San Pedro Molinos!
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Columna

¡Qué vivan las tradiciones de San Pedro Molinos!

Este ritual se realiza San Bartolomé Yucuañe, San Martín Itunyoso San Esteban Atlatahuca y varios municipios más que veneran al Señor del Rayo

  • ¡Qué vivan las tradiciones de San Pedro Molinos!
  • ¡Qué vivan las tradiciones de San Pedro Molinos!
  • ¡Qué vivan las tradiciones de San Pedro Molinos!
  • ¡Qué vivan las tradiciones de San Pedro Molinos!
  • ¡Qué vivan las tradiciones de San Pedro Molinos!
  • ¡Qué vivan las tradiciones de San Pedro Molinos!

Por: Luna Albarrán

¡Hola amigos!, les cuento que aprovechando el primero de mayo que no tuvimos clases por ser el Día del Trabajo, salimos de Tlaxiaco a visitar un municipio cercano llamado San Pedro Molinos.

Tomamos nuestra mochila con agua y algunas frutas por si nos daba hambre. San Pedro molinos queda más o menos a una hora de la Heroica Ciudad de Tlaxiaco y ellos cada primero de mayo hacen un bonito ritual para pedir lluvia.

Este ritual se lleva a cabo desde muy temprano en la comunidad donde participa la autoridad municipal y agraria para poder organizar el pedimento en la cueva llamada Kava Yuu Yavi, desde lo religioso hasta lo social que se vive en medio de este ritual que lleva poco más de 300 años afirman los lugareños.

Platicamos con un señor presente en el ritual, don Álvaro Torres, quien vive en ese municipio y nos contó que la esencia de esta actividad es pedir a los caciques un año de fertilidad, agua y abundancia para esta parte de la Mixteca.

Como dato curioso es que este ritual propio de la región de la Mixteca, se vive con intensidad en municipios como San Bartolomé Yucuañe, San Martín Itunyoso San Esteban Atlatahuca y varios municipios más en honor al Señor del Rayo; la coincidencia radica en que los pobladores piden a la madre tierra y sus dioses un año de abundancia, lluvia y protección para los lugareños.

El ritual comienza con una misa de acción de gracias en la iglesia de la comunidad, posteriormente se trasladan a la cueva; caminamos aproximadamente 20 minutos, los pobladores llevan consigo una cruz religiosa, flores y veladoras para poder generar una misa más en el lugar antes de depositarlas.

También en medio de este culto, los maromeros prueban su suerte cruzando la soga de un lugar a otros animales con música y la alegría de la comunidad que aprovecha para compartir un taco con sal, frijoles, pulque, tepache y agua.

Al finalizar el ritual del pedimento en la cueva los lugareños regresan a la Casa Ejidal donde se disfruta de un plato de pozole, mole o frijoles según las posibilidades en honor a la madre tierra, los caciques y las tradiciones de este pueblo de la Mixteca.

La cueva es imponente, disfrutamos mucho de este ritual para pedir lluvia, y si ya queremos que llueva ¿verdad?
¿Realidad o casualidad? el pedimento se realizó el primero de mayo y al día sigiente, en esta ciudad, la lluvia llegó a cántaros.

Bueno, hasta aquí mi reporte, ¡cambio y fuera!

 

Relacionadas: