Así era la tercera película de Spider-Man con Andrew Garfield que nunca salió | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Así era la tercera película de Spider-Man con Andrew Garfield que nunca salió

Andrew Garfield protagonizó dos películas de Spider-Man y se esperaba una más, la cual nunca llegó; ahora se han dado a conocer detalles de lo que iba a ser


Así era la tercera película de Spider-Man con Andrew Garfield que nunca salió | El Imparcial de Oaxaca

Como bien saben los fans de Spider-Man, Tom Holland es el tercer actor que da vida a Peter Parker en la gran pantalla. El primero fue Tobey Maguire, que protagonizó la primera adaptación del personaje de Marvel a la gran pantalla en 2002 que, dirigida por Sam Raimi, inicio una trilogía que culminó en 2007.

Cinco años más tarde, Sony Pictures relanzó la franquicia arácnida con Andrew Garfield tomando el manto del héroe en The Amazing Spider-Man y su secuela, ya que la tercera entrega nunca se dio y de la que se han conocido nuevos detalles a la luz.

Ha sido Denis Leary, el actor que encarnó al Capitán Stacey y padre de Gwen, el amor de Peter Parker en la cinta de 2012 interpretado por Emma Stone, quien ha revelado cómo iba a ser la trama de la tercera entrega que nunca se llegó a materializar.

Tras el éxito logrado por Marvel Studios en 2012 con los Vengadores y su macrofranquicia, Sony tenía planeado imitar este modelo con su propio universo centrado en el universo de Peter Parker en el que The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro era la piedra angular. Un universo propio que iba a continuar con The Amazing Spider-Man 3, que iba a estrenarse en junio de 2016, y otra cuarta entrega prevista para mayo.

También tenían planeado la puesta en marcha de varios spin-off como Venom y la película de Los Seis Siniestros, que contaría con un nuevo personaje, Gustav Fiers, el villano conocido como The Gentleman siendo el mecenas y reclutador de los enemigos de Spider-Man, una figura muy similar al Nick Fury del MCU.

Así, la tercera entrega devolvería a la vida a personajes ya muertos como Richard Parker, el padre de Peter, o Norman Osborn (Chris Cooper) que sería el villano principal de la saga. El propio Marc Webb le confesó al medio Den of Geek cómo tenían pensado traer de vuelta a Osborn que reemplazaría a su hijo Harry (Dane DeeHaan) como el segundo Duende Verde.

Así, los planes iniciales para este tercer Spider-Man de Andrew Garfield incluían a Felicia Hardy (Felicity Jones), la futura Black Cat y Alistair Smythe (B.J. Novak) en papeles secundarios.

Parte de la discusión fue que posiblemente en la tercera entrega, hubo esta idea, en un momento, Spider-Man podría tomar esta fórmula y resucitara las personas de su vida que habían muerto”, explicó Leary en una entrevista concedida a IGN.

Por allí también estaba el gángster ruso Aleksei Sytsevich (Paul Giamatti), quien se disfraza de Rhino en los momentos finales de la segunda entrega y que se uniría a los Seis Siniestros tal y cómo ya insinuaba la secuencia de los créditos finales que mostró el filme, y que contenía referencia a otros villanos como Doctor Octopus y Vulture.

Iba a resucitar, habíamos congelado su cabeza… iba a ser el villano principal. Iba a volver y liderar a los Seis Siniestros. Y también hablamos de Vulture”, reveló Webb en una entrevista concedida en 2017 a Den of Geek que reconoce que “tal vez estábamos pensando demasiado en el futuro cuando comenzamos a construir esas cosas”.

Pero estos planes, que hubieran dado continuidad a la encarnación de Peter Parker interpretada por Garfield, se vieron modificados (y a la postre descartados) en 2015 con el acuerdo entre Sony y Marvel Studios para incluir a Spider-Man en el Universo Cinematográfico Marvel.

Finalmente, la incursión del personaje en el MCU, tal y como estaba previsto, tuvo lugar en Capitán América: Civil War (2016) con un nuevo rostro, el de Tom Holland, como Peter Parker compartiendo escenas con los personajes consolidados de Marvel Studios como Iron Man, Capitán América, Viuda Negra, Falcon, Thor, Hulk o Bruja Escarlata.

Mientras tanto, los fans marvelitas ya pueden disfrutar en las salas de cine de Spider-Man: No Way Home, el broche de oro con el que Jon Watts cierra su trilogía con Tom Holland encarnando por tercera vez al héroe acompañado en esta ocasión del Doctor Strange interpretado por Benedict Cumberbatch y villanos de anteriores sagas como Electro interpretado por Jamie Foxx, Doctor Octopus encarnado por Alfred Molina o el Duende Verde de Williem Dafoe.


 

Relacionadas: