Sabías qué el primer divorcio de Britney Spears fue obligado por su madre | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Sabías qué el primer divorcio de Britney Spears fue obligado por su madre

El ex novio de la celebridad afirmó recientemente que fue engañado para aceptar la anulación


Sabías qué el primer divorcio de Britney Spears fue obligado por su madre | El Imparcial de Oaxaca

La cantante Britney Spears fue obligada por su madre, Lynne Spears, a cancelar su matrimonio con el amor de su infancia, Jason Allen Alexander, el cual sólo duró 55 horas en 2004, de acuerdo con Daily Mail.

Mark Goldberg, el abogado de divorcios retirado quien llevó el caso de la famosa, reveló que Jason solía contactarlo angustiado después de su separación para pedirle consejo y apoyo.

El defensor legal dijo que ni la estrella pop ni su ex pareja querían la anulación de su matrimonio, efectuado en un hotel de Las Vegas, y que éste fue impuesto por la madre de ella y su equipo de mánagers.

“Jason estaba buscando un consejo. Estaba muy emotivo y molesto. Britney lo había llamado para que fuera a Las Vegas. Ella estaba allí con amigos, según recuerdo (que dijo), y pagó el pasaje aéreo para que viniera”, indicó.

“Según recuerdo, fue idea de Britney casarse. Dijo que no habían estado bebiendo ni consumiendo drogas, o al menos no estaban borrachos”.

El ex novio de la celebridad afirmó recientemente que fue engañado para aceptar la anulación, y que erróneamente creyó que él y Britney volverían a estar juntos porque estaba muy enamorado de ella; Mark confirmó la declaración, y añadió que fue justo por esa razón que de hecho su ex cliente había decidido no continuar contratando sus servicios.

“Lo lamenté por el chico. Realmente esperaba y creía que él y Britney volverían a estar juntos”, contó Mark.

En los documentos de anulación, la intérprete de “Piece of Me” supuestamente escribió que al momento de casarse ella carecía de comprensión de sus acciones hasta el punto de ser incapaz de aceptar su unión, aunque Mark refutó el texto.

“Varias veces le pregunté (a Jason, si es que estaban borrachos o drogados), porque si iba a representarlo, necesitaba conocer todos los hechos, y él fue claro: dijo que no lo estaba, y que simplemente se amaban”, agregó.

“Los dos acudieron solos a una capilla de bodas y se casaron, y luego regresaron a la suite del hotel con sus amigos, todos felices. A la mañana siguiente, llamaron a la madre de Britney y se desató el infierno”.

Mark dijo que su ex cliente le reveló que Lynne llegó a Las Vegas lo más rápido que pudo, que lo despidió y le compró un boleto de avión para que regresara a su casa.

“Le expliqué que podíamos impugnar la anulación. Por lo que pude ver, no era apropiada. Ellos se habían casado de buena fe, ambos tenían la capacidad de decir: ‘Sí, acepto’, y habían consumado el matrimonio”, expresó.

No obstante, Jason comentó a su abogado que haría lo que la madre de Britney, sus mánagers y la propia actriz querían.

“Me dijo: ‘Ellos quieren una anulación. Yo la amo, y creo que ella me ama; ya veremos qué nos depara el futuro’. Yo le expliqué las cosas. Le dije que podíamos luchar contra la anulación, pero creo que en su corazón Jason pensó y esperaba que, si lo aceptaba, él y Britney, los dos, volverían a estar juntos”, recordó Mark.

“No era asunto de su madre, pero Britney estaba siendo controlada y ha sido controlada desde que era una niña. Ella cedió a las demandas de su mamá. Honestamente, lo siento por la chica y lo siento por el chico (Jason)”.

Jason buscó a Britney después de la separación, pero sus llamadas fueron en vano ya que al parecer ella había cambiado de número; meses después se supo que la “Princesa del Pop” se había comprometido con el bailarín Kevin Federline, con quien tuvo dos hijos: Sean y Jayden, y de quien se separó en 2006.

Aunque estos sucesos ocurrieron años antes de la tutela que le impuso la corte, en 2008, Britney aseguró en su primera audiencia que el control que su familia, en especial su padre, James Spears, ejerce sobre ella le ha impedido casarse de nuevo y tener más hijos.

Este reporte llega días después de que se le viera luciendo un anillo de diamantes en su dedo anular mientras tomaba un café con su actual novio, el entrenador personal Sam Asghari.