Cineastas oaxaqueños van por un premio Ariel
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Cineastas oaxaqueños van por un premio Ariel

Cortometrajes y películas de ficción o producciones documentales participan en la edición del premio que reconoce al cine hecho en México

  • Cineastas oaxaqueños van por un premio Ariel
  • Cineastas oaxaqueños van por un premio Ariel
  • Cineastas oaxaqueños van por un premio Ariel
  • Cineastas oaxaqueños van por un premio Ariel

Cineastas oaxaqueños van por un premio Ariel, el galardón que para su próxima edición tiene inscritas a 157 producciones, la mayoría mexicanas y 12 de ella en la categoría de Iberoamérica. Nombres como Luna Marán, Acelo Ruiz Villanueva y Nicolás Rojas figuran entre los realizadores que compiten con cortometrajes o largometrajes de ficción y documental.

En la categoría de cortometraje documental, Nicolás Rojas Sánchez participa con Tuyuku, ganador ya del Premio Ojo a Cortometraje Documental Mexicano en el Festival Internacional de Cine de Morelia del año pasado.

Con Historia de una aurora y dos ocasos, Acelo Ruiz participa en la categoría de cortometraje de ficción, en la que hay alrededor de 20 producciones. La trama situada en el año 2006, durante el conflicto político en el estado de Oaxaca, se estrenó en 2018 y se ha presentado en el festival Internacional de Cine de Guadalajara. Ahora busca un sitio en los premios con que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas reconoce a profesionales de la cinematografía mexicana.

Ruiz Villanueva, que el año pasado debutó con su largometraje Oblatos, el vuelo que surcó la noche, también busca hacerse con el Ariel en la categoría de película documental. Para ello propone una historia sobre la fuga, en 1976, de seis exguerrilleros de la Liga Comunista 23 de Septiembre de una cárcel de Guadalajara, Jalisco (la conocida como Oblatos). Con este filme, Ruiz busca sumar otro galardón a la pieza con que obtuvo el Premio del Público y mención especial en el Premio Mezcal, como mejor director, en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara del año pasado.

En la misma sección de largometraje documental, la realizadora Luna Marán participa con su ópera prima, Tío Yim, que propone una mirada al amor, a las forma de decir te quiero. Titulada con el nombre con que se ha conocido a su padre, el activista e investigador Jaime Martínez Luna, Marán aborda en 81 minutos la vida de una familia marcada por el activismo de los padres y la ausencia (más marcada) de uno de ellos. Los “personajes” del filme son los propios padres y hermanos de Luna Marán.

Los largometrajes de Luna y Acelo son dos de las 26 de la categoría donde se encuentran filmes como El guardián de la memoria, de Marcela Arteaga; Cuando cierro los ojos, de Sergio Blanco y Michelle Ivaben, y Tote_abuelo, de María Sojob.

El realizador oaxaqueño Ignacio Ortiz también compite por un Ariel, pero en la categoría de largometraje de ficción, con su película Traición, una de las más de 40 en tal categoría.

Aunque no se trata de realizadores oaxaqueños, otras formas en que el estado o sus historias son parte de la edición es a través de producciones como Jaanpäätt (Hasta pronto), de Luz María Cardenal, o con Sanctorum, de Joshua Gil.

Para la edición 62 de los premios Ariel, se inscribieron para participar 157 películas: 68 largometrajes entre animación, documental y ficción; 77 cortometrajes de las mismas categorías; y 12 películas de Iberoamérica.