Abogados de Pablo Lyle piden investigar si su víctima tenía problemas con el alcohol o las drogas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Abogados de Pablo Lyle piden investigar si su víctima tenía problemas con el alcohol o las drogas

Los abogados buscan saber si la víctima tenía posibles problemas con el alcohol en su estrategia de acogerse a una ley de defensa propia en Florida.


Abogados de Pablo Lyle piden investigar si su víctima tenía problemas con el alcohol o las drogas | El Imparcial de Oaxaca

La defensa de Pablo Lyle, acusado de homicidio involuntario por la muerte de un hombre al que golpeó en una discusión de tráfico en Miami, solicitó a la Fiscalía información médica de la víctima durante una audiencia en una corte de Miami-Dade.

Sin la presencia del actor, ambas partes abordaron junto con el juez Alan Fine la moción de los abogados encaminada a recolectar la mayor cantidad de información sobre la víctima, su comportamiento y posibles problemas con el alcohol en su estrategia de acogerse a una ley de defensa propia en Florida.

Alejandro Sola, uno de los abogados del actor, dijo que solicitaron muestras toxicológicas del cubano Juan Ricardo Hernández para determinar, entre otras, si tienen validez versiones de que la víctima tenía “problemas con el alcohol”.

Precisó que buscan aclarar si Hernández, de 63 años, estaba bajo la influencia del alcohol o drogas cuando se aproximó al vehículo en que Lyle iba de pasajero el pasado 31 de marzo cuando se presentó la disputa.

En ese sentido la defensa aseguró que persistirán ante el juez Fine en amparar a su cliente en la ley “Stand Your Ground” (Quédate donde estás) para anular el caso.

La ley, vigente desde 2005 en el estado de Florida, permite a una persona que considere que está en riesgo de morir o sufrir daño físico grave el uso de una “fuerza mortal” simplemente permaneciendo en donde está, es decir, sin tratar de huir del peligro.

La próxima audiencia está programada para el próximo 22 de agosto, cuando la Fiscalía deberá entregar a la defensa las pruebas solicitadas, entre ellas, según Sola, información médica que removió la parte acusadora.

En caso de que el juez Fine decida el 22 de agosto que Lyle actuó en defensa propia el caso quedaría cerrado, explicó.