Rugen los Tigres del Norte en el Guelaguetza - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Rugen los Tigres del Norte en el Guelaguetza

Fueron casi cuatro horas donde rugió el acordeón y el bajo sexto haciendo retumbar el auditorio Guelaguetza para prender a miles de personas con las clásicas de los Tigres del Norte, cuyo concierto fue todo un éxito.


  • Rugen los Tigres del Norte en el Guelaguetza
  • Rugen los Tigres del Norte en el Guelaguetza
  • Rugen los Tigres del Norte en el Guelaguetza
  • Rugen los Tigres del Norte en el Guelaguetza
  • Rugen los Tigres del Norte en el Guelaguetza

Eran las 21:35 horas aproximadamente del sábado cuando aparecieron los Jefes de Jefes en la rotonda de las azucenas empezando con un viaje por 1968 cuando surgieron en San José, California.
El evento cuya cita era para las 20:00 horas del sábado, poco a poco se fue llenando de hombres y mujeres, incluso niños que gustan de los corridos y de la música norteña.

La gente ya estaba ansiosa por ver salir a sus artistas, aquellos que tienen más de 750 canciones grabadas y cuyo éxito rebasó fronteras en sus casi 5 décadas que llevan en la bolsa de su trayectoria.
“Soy el jefe de jefes señores me respetan a todos niveles y mi nombre y mi fotografía nunca van a mirar en papeles, por qué a mí el periodista me quiere y si no mi amistad se la pierde”, empieza a sonar para dar paso a la salida del rugido de los tigres.

Los gritos y aplausos se dieron a la par para acompañar el concierto que terminó casi a la 01:30 de la madrugada del domingo en medio de miles de personas que se pusieron a pie para reconocer la humildad de los cantantes.

Después de unos minutos de iniciar su presentación, vino la Reyna del Sur, inspirada en la obra literaria de Arturo Pérez-Reverte y que fue llevada a la pantalla chica en series con mucha audiencia.

Los aplausos y gritos de emoción seguían mientras pasaban las entonaciones, mientras tanto, Jorge Hernández, principal vocalista agradeció el cariño y el respaldo del público oaxaqueño.

Con miles de aplausos y un auditorio rugiendo, los Tigres del Norte, entonaron Pedro y Pablo, que narra el amor del hermano para la superación del otro, pero cuyo desenlace divide a los dos por el amor de Leticia.

Conforme pasaban las horas de un concierto programado para poco más de 120 minutos y que duró el doble, la gente se entregó a las canciones como la Puerta negra, Tumba falsa, Golpes en el corazón, Agua salada, La mesa del rincón, entre muchas más.

Algunos asistentes con sobrero tejana y ropa norteña bailaron al ritmo de canciones como Rosita de olivo o la Yaquesita que puso a miles de pie con melodías que son del gusto del público.

Ya a las 12:00 horas, Hernán, Jorge, Luis, Eduardo Hernández y Óscar Lara se empezaron a despedir de los asistentes, pero ante la aclamación de sus seguidores, se quedaron una hora y media más a entonar junto con el público las letras de las canciones.

Un día a la vez y América, fueron temas con los que iban cerrando su presentación en Oaxaca, no obstante, fueron tocando muchas más ante las constantes peticiones.

Los integrantes de los Tigres del Norte, se dijeron emocionados por haber estado en un auditorio Guelaguetza casi lleno y donde les aplaudieron, cantaron y bailaron a la música norteña.

Media hora antes de las 02:00 horas, se despidieron con su rugido para esperar asistir en el 2020 a tierras oaxaqueñas.

“Aquí estaremos el próximo año, primeramente Dios”, dijeron. Al final, decenas de personas se acercaron para tomarse la foto y pedirles autógrafos a los artistas.


 

Relacionadas: