Error garrafal mancha el final de Game of Thrones | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Error garrafal mancha el final de Game of Thrones

Los admiradores expresaron su frustración cuando dos botellas de agua de plástico fueron descubiertas detrás de las piernas de Samwell Tarly y Ser Davos Seaworth en la secuencia en la que se discutía quién debería gobernar los Siete Reinos.


Error garrafal mancha el final de Game of Thrones | El Imparcial de Oaxaca

Toda una era en la historia del entretenimiento llegó a su fin este fin de semana cuando el último capítulo de Game Of Thrones fue transmitido a través de la plataforma HBO. Pero más allá del esperado cierre, los fanáticos son despiadados y no perdonan el más mínimo error en la producción, ni siquiera una diminuta botella plástica de agua.

Millones de fanáticos alrededor del mundo se quedaron hasta tarde el domingo pasado para ser testigos del cierre de nueve emocionantes años, ocho temporadas dramáticas y llenas de erótismo, así como cientos de muertes brutales.

Pero siendo este el momento cumbre de la serie producida por HBO, los fanáticos no pasaron por alto ningún detalle. Es por eso que una pequeña botella de plástico despertó su furia y no tardaron en señalar en las redes sociales.

Los admiradores expresaron su frustración cuando dos botellas de agua de plástico fueron descubiertas detrás de las piernas de Samwell Tarly y Ser Davos Seaworth en la secuencia en la que se discutía quién debería gobernar los Siete Reinos.

Este solo es el último de una serie de errores de edición de alto perfil que, por supuesto, no quedaron fuera de los ojos de los fanáticos. Por mencionar un par de las pifias más recientes, se encuentra la extraña aparición de un vaso de café en la escena de El último de los Starks y, uno de los más criticados, la milagrosa recuperación de la mano de Jaime Lannister (Nikolaj Costar-Walday), quien fue herido de muerte y perdió gran parte de su extremidad superior y que en una de sus apariciones finales la recupera cuando abraza a su hermana y amante, Cersei Lannister (Lena Headey).

A juzgar por los comentarios vertidos en las redes sociales, hay una crítica severa a la producción ya que se han revelado los costos de producción estimados en 15 millones de dólares por capítulo, que se han empañado a razón de estos errores de continuidad.

Por último, las legiones implacables de seguidores se han dividido en dos grandes grupos; por un lado quienes se sienten un tanto decepcionados por el cierre de la era GOT y quienes piensan que las expectativas eran tan altas que no había forma de complacerlas. Lo cierto es que esta serie pasa a la historia como uno de los acontecimientos de la industria que, difícilmente encontrará un reemplazó. Por lo menos no en lo inmediato.