Se desinfló la economía en agosto: reporte del Inegi | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

Se desinfló la economía en agosto: reporte del Inegi

El sector terciario fue el principal afectado por el impacto de la variante Delta, lo que hizo que en agosto la economía tuviera el peor desempeño en 15 meses


Se desinfló la economía en agosto: reporte del Inegi | El Imparcial de Oaxaca

CIUDAD DE MÉXICO. Durante agosto, la economía mexicana se desinfló y tuvo su peor desempeño desde los meses del confinamiento por la pandemia de covid-19.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) tuvo una caída de 1.6% en agosto respecto al mes previo, el peor descenso desde mayo de 2020, cuando en pleno confinamiento cayó 2.5%.

El resultado a su vez fue peor a lo anticipado por los indicadores oportunos del propio Inegi, que a lo sumo proyectaba una caída de 1.1% e implicó que la actividad económica haya retrocedido en dos de los últimos tres meses.

Las actividades de comercio y servicios, con un descenso de 2.5% mensuales; y las agropecuarias, con retroceso de 2.4%, fueron las que contribuyeron al tropiezo económico del octavo mes del año.

Las actividades industriales, pese a los cuellos de botella globales en las cadenas de suministro, lograron un ligero avance de 0.4% mensual.

En el comparativo anual, la economía en agosto se ubicó 3.8% por encima del nivel del mismo mes de 2020, con lo cual la tasa de crecimiento tuvo una fuerte desaceleración respecto del 7.6% observado en julio.

Además, esta tasa anual nuevamente estuvo muy por debajo de lo anticipado por los indicadores oportunos, cuya tasa mínima era un incremento de 5.0 por ciento.

 

 

FACTORES

Marcos Arias, economista de Monex, afirmó que los resultados del IGAE de agosto fueron inesperados, en particular por el débil desempeño del comercio al por menor y de los servicios profesionales y de apoyo a los negocios, cuya debilidad coincide con la reforma del outsourcing.

Comentó que el resultado eleva la posibilidad de observar una tasa negativa del PIB en el tercer trimestre.

Por su parte, analistas de BX+ expusieron que, con el dato reciente, la actividad económica se ubicó 4.5% debajo de sus niveles prepandémicos.

Entre otros elementos, el deterioro obedeció a los efectos de la tercera ola de contagios y accidentes en plataformas petroleras de Pemex. Por otro lado, parte de la desaceleración en la variación interanual se derivó de una base comparativa menos débil que en la lectura previa”, expresó BX+.

Comentaron que la caída de 31.4% mensual en servicios profesionales, corporativos y de apoyo a los negocios obedeció a distorsiones asociadas a la ley de subcontratación.

 

LO QUE SIGUE

BX+ afirma que las siguientes lecturas reflejen mejoras asociadas a la reducción en los contagios y el avance en la vacunación, pues ello permitirá repuntes en la confianza, la inversión, el empleo y el consumo, el cual también se irá rotando de bienes a servicios, de la mano de la normalización en la movilidad social.

De la misma forma y pese al resultado, Francisco Flores y Juan Alderete de Banorte anticipan mejores resultados en septiembre, con varios indicadores sugiriendo mayor dinamismo. “Éstos incluyen a los indicadores de movilidad, la confianza del consumidor y empresarial y las ventas de la ANTAD, entre otros”, expresaron.

Como riesgos a lo anterior, BX+ añadió que otro tipo de factores como políticas aplicadas a sectores clave, concentración del gasto público en pocas obras y mayores tasas de interés “limitarán la recuperación en la inversión y el empleo. Además, las restricciones en la producción de bienes y servicios, asociadas al daño en cadenas de suministro, tardarán en diluirse, situación que podría agudizarse de concretarse una crisis energética global durante el invierno”

SE DEBILITA EL MERCADO LABORAL

En septiembre pasado la Población Económicamente Activa se redujo en 653 mil 954 personas, al sumar 57.5 millones de mexicanos, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo detalla que, con cifras originales, se registraron 544 mil 350 plazas de trabajo menos respecto a agosto, mientras el número de desempleados se redujo en 109 mil 604 mexicanos.

Juan Carlos Alderete y Francisco Flores, economistas del Grupo Financiero Banorte, consideraron en un análisis que “a pesar de que las condiciones parecían ser mejores, no descartamos que la aceleración en casos de covid-19 en el mes previo haya resultado en un impacto negativo también en este mes, considerando diversos factores como: 1) rezago en las decisiones de los negocios; 2) persistentes impactos en algunos sectores, e incluso 3) diferencias en el momento de la medición”.

Así, el Inegi reportó que durante el mes pasado la tasa de participación disminuyó nuevamente para ubicarse en 58.4%, su nivel más bajo desde marzo de este año.

Mientras tanto, la Población No Económicamente Activa aumentó en un millón 277 mil 657 personas, explicado posiblemente por el efecto del regreso a clases. Sin embargo, los mexicanos “disponibles” se elevaron en 854 mil 434 mexicanos, donde el alza se concentró en aquellos que “no buscan empleo porque consideran que no tienen posibilidades de encontrarlo”, estos desesperanzados reflejan las condiciones de un entorno económico más adverso.

MENOS OCUPACIÓN

De los 544 mil 350 puestos perdidos, 405 mil 304 fueron en el sector informal, mientras que 139 mil 46 plazas correspondieron a la ocupación en condiciones de formalidad, menor al número de trabajadores afiliados reportados por el Instituto Mexicano del Seguro Social para septiembre. Con ello, la tasa de informalidad disminuyó a 56.2 por ciento.

Por sectores económicos la pérdida de empleo fue significativa en los servicios, con 731 mil 764 puestos, concentrado en el comercio y los restaurantes. El sector industrial perdió, por su parte, 223 mil 359 plazas, la mayoría en las actividades manufactureras.

Con respecto a los niveles de marzo del 2020 (prepandemia), la población ocupada regresó a un déficit de 638 mil 961 plazas, 87% correspondientes a empleos formales y el resto, 13% a ocupación en condiciones de informalidad.

Consideramos que este reporte fue negativo, con señales de que un entorno más complicado en los meses previos continuó impactando las condiciones laborales en septiembre”, concluyen los economistas de Banorte, sin embargo, estiman que el panorama será más positivo en los siguientes meses y esperan que las pérdidas recientes se reviertan rápido, contribuyendo a la recuperación de la actividad económica en el último trimestre del año.