Nueva Delhi anuncia el cierre de escuelas por la alta contaminación | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ecología

Nueva Delhi anuncia el cierre de escuelas por la alta contaminación

Las autoridades de la capital india incluso barajan la posibilidad de imponer un confinamiento, algo inédito, para proteger a la población del esmog


Nueva Delhi anuncia el cierre de escuelas por la alta contaminación | El Imparcial de Oaxaca
Imagen: Internet

Nueva Delhi ordenó este sábado el cierre de las escuelas durante una semana y está considerando la posibilidad de establecer un confinamiento para proteger a la población de una nube de contaminación.

A partir del lunes, las escuelas estarán cerradas porque los niños no tienen que respirar aire contaminado”, anunció el ministro principal de Delhi, Arvind Kejriwal, a la prensa.

Con una población de 20 millones de habitantes, la capital india es la más contaminada del mundo, según un informe de la organización suiza IQAir publicado en 2020, debido a sus fábricas, su tráfico y los fuegos agrícolas encendidos cada invierno.

En 2019, la contaminación causó 1.67 millones de muertes en India, incluyendo cerca de 17 mil 500 decesos en la capital, según la revista médica The Lancet.

El sábado, la Corte Suprema sugirió imponer un confinamiento en Nueva Delhi para luchar contra el deterioro de la calidad del aire.

Si no, ¿cómo vamos a vivir?”, cuestionó el juez en jefe N.V. Ramana.

Por su parte, Kejriwal indicó que su gobierno examinaría la propuesta tras celebrar consultas con las partes interesadas.

El confinamiento por contaminación nunca ha tenido lugar antes. Será una medida extrema”, indicó.

Kejriwal también anunció el cese de todas las obras de construcción por cuatro días empezando el domingo.

Además, pidió a los funcionarios gubernamentales trabajar desde casa. Las empresas privadas aconsejaron a su vez teletrabajar en la medida de lo posible.

La ciudad “debe estar totalmente preparada para tomar medidas urgentes”, había indicado el viernes una orden de la Comisión Central de Control de la Contaminación, que depende del gobierno federal indio.

Además, el organismo pidió a los habitantes que “limiten sus actividades al aire libre para minimizar su exposición”.

Vientos débiles harán que las condiciones meteorológicas sean muy desfavorables para la dispersión de los contaminantes hasta el 18 de noviembre”, advirtió la comisión.

Incendios agrícolas

El sábado, los niveles de partículas finas en suspensión PM2,5 -las más peligrosas, con un diámetro inferior a 2.5 micras- superaron los 300 microgramos por metro cúbico, más de diez veces por encima del límite diario recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

Los hospitales informaron de un fuerte aumento del número de pacientes que se quejan de dificultades respiratorias, informó el diario Times of India.

Recibimos de 12 a 14 pacientes al día en urgencias, principalmente por la noche, cuando los síntomas provocan trastornos del sueño y pánico”, dijo al periódico el doctor Suranjit Chatterjee de los hospitales Apollo.

El gobierno de Nueva Delhi se ha comprometido desde hace años en limpiar el aire de la ciudad.

La incineración masiva de residuos agrícolas en los alrededores -práctica que está prohibida por la justicia- y las malas condiciones meteorológicas explican este pico de contaminación, que se traduce cada invierno boreal en una densa nube que cubre la capital de 20 millones de habitantes.

Decenas de miles de agricultores alrededor de la capital queman sus residuos de cultivo al principio de cada invierno, limpiando los campos de los arrozales recién cosechados para dar paso al trigo.

Según los datos del gobierno, el número de incendios agrícolas de esta temporada ha sido el más alto de los últimos cuatro años. A principios de este año, el gobierno de Nueva Delhi inauguró su primer purificador de aire gigante que contiene 40 ventiladores que bombean mil metros cúbicos de aire por segundo a través de filtros.

Esta instalación, valorada en 2 millones de dólares, reduce a la mitad la cantidad de partículas nocivas en el aire, pero sólo en un radio de un kilómetro cuadrado, según los ingenieros.


 

Relacionadas: