Hallan los moldes del esqueleto de un "pez lagarto" que había sido destruido en la Segunda Guerra Mundial - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ciencia

Hallan los moldes del esqueleto de un “pez lagarto” que había sido destruido en la Segunda Guerra Mundial

Unos investigadores identificaron dos réplicas del fósil que se perdió tras el bombardeo de la Alemania nazi sobre Londres. Uno de los moldes se encontró en Estados Unidos, mientras que el otro en Alemania.


Hallan los moldes del esqueleto de un “pez lagarto” que había sido destruido en la Segunda Guerra Mundial | El Imparcial de Oaxaca

 

El primer esqueleto completo de un ictiosaurio, que habría sido hallado por la cazadora de fósiles Mary Anning, se creía perdido para siempre cuando las bombas alemanas cayeron sobre Londres y lo destruyeron en mayo de 1941, durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, los investigadores Dean Lomax, de la Universidad de Manchester, y Judy Massare, de la Universidad del Estado de Nueva York, descubrieron justamente dos moldes de yeso “históricamente importantes” del característico reptil, de los que no se tenían registros, según detallan este miércoles (02.11.2022) en una publicación de la revista Royal Society Open Science.

“El espécimen era el primer fósil de un reptil marino extinto en la literatura científica y el esqueleto del ictiosaurio más completo que se conocía en ese momento”, afirmaron.

Uno en Estados Unidos y el otro en Alemania

Uno de los moldes, que fue hallado en el Museo Peabody de Historia Natural de la Universidad de Yale (EE. UU.), es probablemente el “molde de un molde” y fue donado a la institución en 1930. Se trata de un ejemplar de ictiosaurio procedente de Lyme Regis, al sur de Inglaterra, donde Anning y su familia fueron a buscar fósiles a principios del siglo XIX.

El otro molde, descubierto en el Museo de Historia Natural de Berlín, corresponde al de “un esqueleto de ictiosaurio de un lugar desconocido”. Los autores destacaron que este último estaba en excelentes condiciones y que probablemente se trataba de un molde posterior, ya que era más detallado.

Las comparaciones de ambos moldes llevaron a los investigadores a concluir que estos correspondían al del fósil del ictiosaurio perdido: “Teniendo en cuenta que el original fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial, resulta algo irónico que el molde en mejor estado se encuentre en el museo de Berlín”, apuntaron.

Un “pez lagarto” que vivió hace entre 251 y 65,5 millones de años

El ictiosaurio, cuyo nombre se traduce como “pez lagarto”, formaba parte de un grupo más amplio que recibe el mismo nombre y que era pariente lejano de los lagartos y las serpientes actuales.

Esta especie habitó la Tierra hace entre unos 251 y 65,5 millones de años y fueron comunes en el periodo Jurásico, que comenzó hace unos 200 millones de años. Varios ejemplares de se han encontrado bien conservados en Alemania e Inglaterra.

El ictiosaurio, muchas veces comparado con el delfín, medía unos tres metros de largo, tenía cuatro aletas, ojos grandes, un hocico puntiagudo e hileras de dientes afilados. Aunque vivía en el agua, necesitaba salir a la superficie a respirar y no tenían capacidad para sobrevivir en tierra.