Con carteles por el agua, evocan luchas de Toledo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Con carteles por el agua, evocan luchas de Toledo

Este jueves fueron premiados la y los ganadores de la cuarta edición de la Bienal Internacional de Cartel Oaxaca


Con carteles por el agua, evocan luchas de Toledo | El Imparcial de Oaxaca

Con la premiación de la y los ganadores de la cuarta edición de la Bienal Internacional de Cartel Oaxaca, así como la apertura de la exposición alusiva al certamen, fueron recordadas las luchas e iniciativas del fallecido artista oaxaqueño Francisco Toledo.

Fue este jueves, en el patio del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), cuando el director del IAGO, Hazam Jara, otorgó los reconocimientos a Elmer Sosa Herrera, María Carolina Espinoza y Emanuel Tanus, ganadores del primero, segundo y tercer lugar, respectivamente. El certamen fue convocado por el IAGO y la asociación civil Amigos del IAGO y del CFMAB.

A través de piezas con las que se expone y visibiliza la problemática actual del agua, los ganadores abordaron una crisis que afecta a todo el mundo. Elmer Sosa, ganador en otra de las ediciones del certamen presentó “Water”, una imagen en la que muestra que “se está acabando el agua”, mediante la imagen de una gota de agua “que deja ver la mitad de su esqueleto”.

El oriundo de Puebla destacó que certámenes como este, que persisten tras la muerte del artista Francisco Toledo, permiten evidenciar problemáticas actuales. Desde el diseño, profesión en la que se desenvuelve, considera que los temas los aborda con una perspectiva global, a fin de que el cartel funcione o comunique tanto en México como en otras partes del mundo.

Un socavón en Puebla evidenció en este año las irregularidades en la disponibilidad y acceso al agua. Para Sosa Herrera, esta circunstancia mostró cómo las industrias tienen especial injerencia en la falta de acceso al recurso y su agotamiento.

“Se menciona a Bonafont como uno de los que se están acabando el agua y está pasando. Se están dejando las pruebas para que tanto empresas como la gente reflexione y pueda cuidar más este recurso”.

Con la pieza “Más personas, más llaves, menos agua”, María Carolina buscó señalar la insuficiencia de un recurso vital frente a los 7.8 billones de habitantes que se estiman en el mundo. “El 2.5 por ciento de agua es dulce, para mí es una situación muy preocupante”, comentó la estudiante originaria de Nuevo Laredo, Tamaulipas, quien también destacó cómo la disponibilidad es desigual debido a la situación económica o la falta de infraestructura.

Emanuel Tanus, diseñador y grabador de Puebla, ganó con la pieza “Somos agua”, en la que trató de ir más allá de la “clásica frase de ‘cuida el agua’, aunque al final el objetivo es el mismo: hacer conciencia en la gente”. Para ello, se propuso mostrar una perspectiva “poética” para recordar que las personas están constituidas por agua.

Un legado y lucha que perdura

La y los ganadores reconocieron la iniciativa del fallecido artista Francisco Toledo, quien de acuerdo con las instituciones convocantes elaboró un cartel para participar en esta edición, así como lo hizo en las previas.

Tras su muerte, ocurrida el 5 de septiembre de 2019, el certamen se sigue impulsando y en esta ocasión logró la participación de 240 autores mexicanos, de Colombia, Rusia, Perú, entre otros países. Y de los cuales se seleccionaron 43 piezas. Para la exposición alusiva, abierta este jueves y en curso hasta los primeros días de diciembre, se reúnen las creaciones de 34 autoras y autores.

La bienal fue creada en el año 2014 por el artista Francisco Toledo, a partir de la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero. Desde entonces y en alianza con otras instituciones ha girado en torno a temáticas como la soberanía alimentaria y la represión.