Yucatán y Oaxaca unidos en mural de Shinzaburo Takeda | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Yucatán y Oaxaca unidos en mural de Shinzaburo Takeda

El mural se titula “Infinito de quetzales en el mundo de venados” y se ubica en el CECIDHY


Yucatán y Oaxaca unidos en mural de Shinzaburo Takeda | El Imparcial de Oaxaca

Con una mural de aproximadamente cuatro por ocho metros, el artista de origen japonés Shinzaburo Takeda ha hermanado a los estados de Yucatán y Oaxaca. El autor, quien se ha afincado en Oaxaca desde hace varios años, llevó a las paredes del Centro Estatal de Capacitación, Investigación y Difusión Humanística de Yucatán (CECIDHY) su más reciente obra de este tipo. 

Según describe el propio Takeda, el mural titulado “Infinito de quetzales en el mundo de venados” representa un “deseo más por entender el paso por este mundo, una introspectiva a nuestra propia naturaleza humana, nuestros actos y nuestros propios caminos”.

La pieza fue realizada del 24 de abril al 1 de mayo, como parte de la novena edición de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán, FILEY, desarrollada en la ciudad de Izamal, Yucatán. Shinzaburo Takeda fue uno de los artistas invitados del programa, en donde impartió un taller sobre grabado, además de elaborar los dibujos del mural y supervisar la realización de estos sobre la pared, así como el pintado de los mismos por parte de sus “pupilos”.

La obra se sumó a la exposición de la sexta Bienal de Artes Gráficas Shinzaburo Takeda, que también se incluyó en el programa literario de Yucatán. En un comunicado, la FILEY señaló que la creación del mural significó una manera de estrechar los lazos de amistad entre Yucatán y Oaxaca, además de unir en su proceso a alumnado de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) con los de la Autónoma de Yucatán (UADY).

Asimismo, el documento retoma la explicación de Takeda, en donde señala que la obra reúne representaciones de personajes que simulan dioses y animales, “como el espíritu de cada persona”; ceibas y milpas son parte de la pieza en donde las deidades ocupan la parte superior y las personas la parte inferior, pero en donde al centro hay dos serpientes emplumadas formando la figura del infinito.

Sobre el proceso, Takeda escribió que cada participante pudo elegir qué parte del mural elaborar, como una forma de profesionalizarse.

Aunque la edición de la FILEY ya concluyó, las exposiciones como la de la bienal de gráfica Shinzaburo Takeda y el mural permanecerán en Izamal. En el caso de la muestra de la bienal, se podrá visitar hasta el 26 de junio, en tanto el mural seguirá por más tiempo.