Matrimonio infantil, problema que busca frenar la bailarina oaxaqueña Aleida Ruiz | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Matrimonio infantil, problema que busca frenar la bailarina oaxaqueña Aleida Ruiz

Luego de conocer el caso de una niña de 12 años que llegó al hospital para que el producto de su violación naciera, la bailarina Aleida Ruiz Sosa, una adolescente…


Matrimonio infantil, problema que busca frenar la bailarina oaxaqueña Aleida Ruiz | El Imparcial de Oaxaca

Luego de conocer el caso de una niña de 12 años que llegó al hospital para que el producto de su violación naciera, la bailarina Aleida Ruiz Sosa, una adolescente de 15 años, se conmovió por una problemática que merma los derechos de las menores en todo el mundo, y del que el estado de Oaxaca no está exento. 

¿Qué hacer en estos casos? Aleida buscó respuestas en internet y otros medios a su alcance. No las encontró, pero sí miles de casos de un crimen que, señala, se sigue tolerando o es aceptado por la misma sociedad. En Oaxaca, su entidad natal, el matrimonio y la unión temprana de niñas y niños en comunidades es una práctica que se mantiene y que lo convierten en el “tercer estado con mayor porcentaje de matrimonios infantiles en el país”. 

Esto, a pesar de leyes que lo prohíben, recordó la Premio Estatal de la Juventud 2017 y nominada al Premio Internacional de la paz Infantil 2020 por la fundación Kids Rights. 

“Muy a menudo, a las chicas las casan, las venden o ellas ven el matrimonio como una opción para huir de la pobreza, de la violencia que viven en sus hogares”, apuntó este lunes, durante el lanzamiento de la campaña “Que las niñas sean niñas, no esposas”. 

Y es que señaló que en el mundo casi el 40 por ciento de los matrimonios involucran a infantes. Además de que esto aumenta su riesgo a ser víctimas de violencia en sus hogares y terminan con embarazos con complicaciones o las llevan a la muerte. 

En América Latina no han disminuido desde hace 10 años por factores como las decisiones orilladas por un clima de violencia familiar o por cuestiones económicas, agregó. 

Ruiz Sosa, que antes ha emprendido proyectos de danza a beneficio de infantes con cáncer y mujeres privadas de su libertad en el penal de Tanivet, además de haber publicado un libro de cuentos, dijo sentirse con la obligación de actuar ante esta problemática que perpetúa las violencias hacia infantes, principalmente niñas.

En colaboración con diversas organizaciones, iniciativa privada, personajes de la política y sociedad civil, la campaña “Que las niñas sean niñas, no esposas” pretende desarrollarse tan pronto baje el riesgo por la epidemia de Covid-19 en el estado. 

A través de una puesta en escena homónima, una conferencia y clases de ballet, Ruiz Sosa busca informar a las y los menores, así como sus familias, la necesidad de erradicar el matrimonio infantil. Además de darles a conocer que tienen derecho a vivir en paz, en igualdad y felicidad, otra realidad. 

La campaña se pretende desarrollar en los 40 municipios de la entidad que cuentan con alerta de género, por lo que se ha comenzado a establecer lazos con autoridades locales. Huautla de Jiménez, en la Cañada, se prevé como el primero donde se realice el proyecto.