Artesanos de la mixteca afrontan difícil panorama debido a la pandemia | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Artesanos de la mixteca afrontan difícil panorama debido a la pandemia

No existe una política pública de atención para este sector ni capacitación a larga distancia ante la emergencia sanitaria


Artesanos de la mixteca afrontan difícil panorama debido a la pandemia | El Imparcial de Oaxaca

La situación de la pandemia ha dejado un desastre económico para los artesanos en la Mixteca alta de Tlaxiaco. Ellos, a diario, buscan dónde colocarse en un lugar público, ya que –por indicaciones de la autoridad municipal– la plaza desapareció y las bajas ventas han hecho que decidan abandonar el oficio.

La otra situación que viven los artesanos es que no existe una política pública de atención; no hay capacitación a larga distancia ante el Covid-19 y menos las han habido antes de esta pandemia. Por ejemplo: la falta de algunas materias primas y hasta maquinaria, si se quiere producir en grandes cantidades, es decir, los trabajos se siguen realizando a mano y en pocas cantidades, dio a conocer Cesárea Velasco Reyes, artesana de Santa María Cuquila, Tlaxiaco, Oaxaca.

SIN LUGAR FIJO

¿Dónde están los artesanos ante esta pandemia?, muchos de ellos están establecidos en diversos puntos de Tlaxiaco y no hay un mercado destinado a ello. Han rentado en diversos mercados particulares que surgieron en Tlaxiaco ante el desalojo total del centro, motivado por las medidas sanitarias y de prevención para la pandemia del coronavirus.

Esta segregación de artesanos comerciantes ha hecho que la gente no sepa dónde han quedado, es decir, están revueltos todos, y no hay un proyecto aún de una conjunción y capacitación, atención y orden de las obras de arte. 

POCO INTERÉS JUVENIL

Los jóvenes ya poco se interesan por hacer artesanías de sus comunidades debido a que ven una plaza de Tlaxiaco totalmente desordenada. No existe un mercado de artesanía que los conjunte; actualmente, cada artesano está obligado a buscar los espacios para sus ventas y –la mayoría de las veces– son señalados como “los que ensucian el Centro Histórico, los que afean las calles, son los mal llamados comerciantes ambulantes y no existe política de atención”.

Muchos jóvenes prefieren irse a trabajar a la Ciudad de México o a Estados Unidos, porque no encuentran una forma de subsistencia en las artesanías que elaboran. Además, porque la pandemia y la falta de los espacios dignos para la venta han hecho que en las poblaciones alejadas el hambre esté presente.

Cesárea Velasco Reyes, artesana de Santa María Cuquila, mencionó que le han prestado un lugar en el Mercado Benito Juárez por remodelación de sus instalaciones, pero es por poco menos de dos meses, y de ahí tendrá que buscar dónde continuar con la venta de sus artesanías. Lo piensa mucho –afirma– porque las rentas están muy caras.

Han surgido muchos mercados, pero están distribuidos en muchas partes, no hay donde sean garantizadas las ventas, ya que todos están revueltos, por lo que se refiere a sus prendas tejidas y hechas a mano las va a tener que dejar de hacer hasta que exista un poco de movilidad ante una pandemia que no ha cesado.