Amigos del MACO mantiene adeudos a trabajadores | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Amigos del MACO mantiene adeudos a trabajadores

19 empleados del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca denunciaron en diciembre la falta de salarios por ocho meses de trabajo; hasta la fecha siguen sin percibir recurso alguno


Amigos del MACO mantiene adeudos a trabajadores | El Imparcial de Oaxaca
InText ADEQ

A más de un mes de denunciar públicamente la falta de pago por ocho meses de trabajo, así como la falta de otras prestaciones laborales, trabajadores del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) siguen sin percibir sueldo alguno. 

Aunque desde este medio se ha buscado a la asociación civil Amigos del MACO para conocer la postura ante la denuncia pública, todavía no se tiene respuesta alguna. El artista Rubén Leyva, presidente de la asociación que tiene el museo, solo ha señalado que el tema está contaminado y que se han tenido algunas reuniones.

La tarde ayer, en la fachada del inmueble seguía colgada la manta en la que las y los trabajadores del museo dieron a conocer la falta de pagos. Ante el temor por las represalias que pudieran sufrir, y a pregunta expresa, omitieron dar mayor información y solo confirmaron que siguen sin tener el pago de sus salarios.

En diciembre, en una rueda de prensa, las y los trabajadores de diversas áreas del museo señalaron que la asociación civil les había dicho que carecía del recurso para pagarles y que ante ello la solución era cerrar el museo.

No obstante, los afectados decidieron mantener en operación el recinto, primero con actividades virtuales luego algunas presenciales pero restringidas debido a la Covid, pues consideran que el museo es esencial en la vida cultural del estado, como lo ha sido desde su fundación, en 1992. 

“El mantener el recinto abierto fue una decisión de los trabajadores porque de lo contrario sería una pérdida de nuestros empleos; además estamos convencidos de la importancia del museo y nos resistimos a cerrar por falta de nuestros pagos”, externaron entonces.

Asimismo, ahondaron que los afectados pertenecen a áreas diversas, tanto de operación (custodios de salas y técnicos), administrativos, servicios educativos, coordinación de exposiciones e incluso la directora.