Literatura y música proyectan en certamen a Leonel Aldino
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Literatura y música proyectan en certamen a Leonel Aldino

El autor originario del Istmo de Tehuantepec creó una pieza inspirada en dos escritoras y su madre, con la que ganó en el certamen de composición Salvador Contreras

Literatura y música proyectan en certamen a Leonel Aldino | El Imparcial de Oaxaca
FOTOS: ULISES MANUEL CRUZ

En medio del encierro que se ha sugerido para evitar el Covid-19, Leonel Aldino encontró una salida con la música. La misma que lo llevó a obtener un reconocimiento en el concurso de composición musical Salvador Contreras, del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

Aldino (Santo Domingo Petapa, Oaxaca, 1996) ganó en la categoría de música de cámara, en un certamen donde el otro galardonado fue Pablo Martínez Teutli (Ciudad de México, 1992), en la categoría de música para orquesta.

En su caso, el oaxaqueño apostó por Vislumbraciones del alba, una pieza inspirada en tres mujeres y en lo que puede observar desde su casa en el Istmo de Tehuantepec. Por ejemplo, al amanecer. La obra inédita es una para un cuarteto de cuerdas y está inspirada en tres mujeres; en parte de la obra de las escritoras Clarice Lispector y Rosario Castellanos, y en su madre: Neyra Desena Rasgado.

Vislumbraciones del alba “la cree durante el confinamiento aquí en Oaxaca”, remarca el autor que en este periodo vio no sólo un encierro sino una oportunidad para trabajar y ocupar un tiempo absorbido por la rutina.

“Ha sido un proceso muy bonito porque me ha llevado por momentos que valoro mucho a partir de esta pausa, de este silencio”. Fue ver el lado positivo de la pandemia de Covid-19, ahonda quien se ha formado en su natal Petapa, en la Casa de la Cultura, donde también fungió como docente. Pero desde 2016 estudia en la Escuela Superior de Música del INBAL.

Aunque podría verse sólo como un periodo adverso, el compositor considera que en la actualidad la emergencia sanitaria tiene otros efectos. En ellos, la creación puede dar pie a obras o músicas que no son exclusivas de un solo lugar. Es decir, que no solo se originan en el centro del país o se tocan en teatros privados.

“Me interesa que se ponga el ojo en la música, por ejemplo, de compositores oaxaqueños, en el caso específico de gente que hace música en otros lugares”, señala Leonel. Además de ganar en este certamen, el autor ha sido parte del 41 Festival Internacional de Música Nueva “Manuel Enríquez” Ensamble CEPROMUSIC, realizado en octubre del año pasado en el auditorio del Museo Universitario de Arte Contemporáneo de la UNAM.

Y que además ha llevado su creación a foros como el Conservatorio Boulogne-Billancourt en la ciudad de París, Francia y el Conservatorio Santa Cecilia, en Roma.