Dora Cecilia Aceves: Antes eran más las casas bellas y vivas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Dora Cecilia Aceves: Antes eran más las casas bellas y vivas

La arquitecta presentó el quinto de los libros de su colección Línea, color y textura de la casa oaxaqueña.

Dora Cecilia Aceves: Antes eran más las casas bellas y vivas | El Imparcial de Oaxaca

Para Dora Cecilia Aceves Martínez, todas las casas que ha incluido en cinco de sus siete libros sobre arquitectura son bellas. Y aunque con gran orgullo se refiera a las historias de cada una, quizá porque entre sus paredes habitaron personajes ilustres del estado y del país, también hay algo que le preocupa.

La autora que por tres décadas de sus 76 años se ha volcado sobre lo que denomina la casa oaxaqueña ve cómo día a día disminuyen las que ha catalogado como bellas-vivas.”Antes eran más las bellas y estaban vivas, y poco a poco va bajando el número de las bellas-vivas, y se va quedando en bellas”.

Para aclarar sus ideas, Dora Cecilia explica que entre las casas bellas vivas, una de las clasificaciones en que ha puesto a las 250 viviendas incluidas en esta serie de libros, están las que actualmente operan como hoteles, restaurantes o escuelas. Pero las bellas que ya no están vivas fueron en su tiempo casas habitación o tuvieron otro uso, y de ellas sólo quedan el casco o las fachadas, y sus áreas sólo operan como estacionamientos. “Y eso me parte el alma y me duele”, dice la mujer de padres venidos de Jalisco, pero con un corazón e identidad que ubica también en Oaxaca.

Este fin de semana, la arquitecta presentó el quinto de los libros de su colección Línea, color y textura de la casa oaxaqueña, en los que incluye, en cada uno, medio centenar de casas de Oaxaca de Juárez. Los volúmenes se dividen en cuatro capítulos: Casa bellas, casa vivas; Casas bellas, sin vida; Casas históricas, casas vivas, y Casas históricas, sin vida.

En las casas históricas y vivas, Aceves Martínez reconoce a la ubicada sobre la avenida de la Independencia, en el Centro Histórico, en la que se considera que nació el general y expresidente de México Porfirio Díaz Mori. En la actualidad, esta casa histórica sirve de sede para dos escuelas primarias, y en una de sus áreas se conserva la inscripción que señala que ahí nació este personaje.

En su nuevo libro, la arquitecta y exdocente también resalta la horizontalidad de las casas oaxaqueñas. A estas las que describe como construcciones que aferran al suelo sísmico del estado para sobrevivir de ellos, pero en las que la luz se cuela desde los cuatro puntos cardinales, al ser Oaxaca de Juárez una “ciudad demasiado luminosa”.

Aceves también refiere que originalmente la mayoría de las casas de la ciuda fueron de un solo nivel, muy pocas de dos. Y en esa generalidad están los colores de las mismas, el amarillo y rojo, que tuvo, según sus estimaciones, el 80 de las casas de la ciudad en el siglo XIX, por la misma razón de la luminosidad de la urbe.

Línea, color y textura de la casa oaxaqueña, tomo V, fue presentado el pasado sábado 8 de febrero en la Casa de la Cultura Oaxaqueña. Para la actividad, la autora contó con los comentarios del docente Francisco José Ruiz Cervantes.