Aida regresa al Teatro Macedonio Alcalá | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Aida regresa al Teatro Macedonio Alcalá

La ópera que en 1909 abrió la cartelera de espectáculos del recinto (entonces Luis Mier y Terán) se transmite este sábado desde el Metropolitan Opera de Nueva York


Para cuando se inauguró el Teatro Macedonio Alcalá (el 5 de septiembre de 1909 y entonces denominado Luis Mier y Terán), la Aida de Giuseppe Verdi (1813-1901) ya se había estrenado internacionalmente en al menos una veintena de países, principalmente en Europa y Asia. Al continente americano, la pieza llegó el 4 de octubre de 1873, al Teatro Colón en Buenos Aires, Argentina (el original y cuyo edificio es ahora ocupado por la Casa Central del Banco de la Nación Argentina en Plaza de Mayo).

Luego se estrenó en Estados Unidos: 26 de noviembre del mismo año y más tarde, el 12 de noviembre de 1886, fue ejecutada por el Metropolitan Opera, de Nueva York. Entonces, la dirección corrió a cargo de Anton Seidl. Therese Herbert-Förster tuvo el rol titular, Carl Zobel interpretó a Radamés; Marianne Brandt a Amneris; Adolf Robinson a Amonasro; Emil Fischer a Ramfis y Georg Sieglitz fue el Rey.

Pero la pieza que este sábado se transmite en vivo en el Teatro Macedonio Alcalá no es nueva en el recinto. Ya el año de la apertura de este tuvo su debut, de la mano del empresario y tenor Manuel Sigaldi. Fue el 8 de septiembre, días después del acto oficial, cuando una centena de actores, músicos y demás artistas representaron la obra que en el mundo se ejecutó por vez primera en la Ópera de El Cairo, el 24 de diciembre de1871.

Hace más de un siglo, la ópera con libreto de Antonio Ghislanzoni (basado en un argumento de Auguste Mariete y Camille du Locle) fue pensada especialmente para la inauguración del Teatro Luis Mier y Terán. Así lo recoge el libro La historia gráfica del Teatro Macedonio Alcalá. El volumen también menciona que la orquesta que acompañó a esta función fue la del Conservatorio Nacional de Música, en la que —según se cita al periodista Juan Aguilar— estuvo el músico oaxaqueño Gabino García Aranda.

Este sábado, Aida vuelve al Alcalá, gracias la temporada 2018-2019 del Metropolitan Opera. En 1909, el mismo Silgaldi participó en ella, junto a las sopranos Flora Arroyo y Emilia Leovalli, además de la contralto Adriana Delgado. Ahora, viene renovada, con las interpretaciones de Anna Netrebko en el papel estelar, Anita Rachvelishvili como Amneris y Aleksandrs Antonenko como Radamès.

La función, programada para las 12:00 horas, llega como parte de la temporada 2018-2019, que también proyecta el Auditorio Nacional (Ciudad de México). Aunque ahora es gracias a tecnología de más de una veintena de cámaras y siguiendo una de las intenciones del recinto: impulsar la ópera entre el público local. En ocasiones pasadas, el director del teatro, Esteban San Juan Maldonado, ha manifestado ese interés, pues lo que más ha percibido es que las transmisiones en vivo son aprovechadas mayormente por extranjeros residentes en la ciudad.

Con Aida arranca la temporada que hasta el próximo año (en mayo) abarca la transmisión de 10 piezas (entre ellas Diálogos de Carmelitas, Sansón y Dalila, La Fanciulla del West, La Traviata y La Valquiria). En su regreso, la ópera recuerda no sólo la apertura del recinto, del cual constituyó su primer espectáculo. Lo hace también de una época cuando este género tuvo muy buena respuesta del público, tanto que (como cita el libro) la compañía y los músicos interpretaron otras más: Il Trovato rey Rigoletto(del mismo Verdi),y La bohème y Tosca, de Giacomo Puccini.

“La ópera italiana imperó de este modo en la temporada inaugural del Teatro Luis Mier y Terán”, señala el volumen sobre un logro que se impuso a la vertiente francesa, quizá porque esta tendía a la comedia, “lo que no habría sido adecuado para una inauguración tan solemne como la de este lujoso teatro”.