“Conspiran” proyectos autónomos en un programa Imposible | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

“Conspiran” proyectos autónomos en un programa Imposible

El festival busca expandir y comunicarse con otras comunidades por primera vez de manera conjunta ofreciendo —del 22 al 28 enero 2018— el primer espacio compartido de programación cultural en los márgenes.


“Conspiran” proyectos autónomos en un programa Imposible | El Imparcial de Oaxaca

Una caminata “imposible” y “solo para guerreros”, conciertos en la oscuridad, sesión de proceso abierto y arte en la “cuerpa”, así como una plática en torno a la vocera del Consejo Indígena Nacional respecto a un “México Imposible”, son algunas de las actividades que del 22 al 28 de enero desarrolla una docena de proyectos autónomos en la ciudad de Oaxaca y zonas conurbadas.

Todo ello a partir de la necesidad por mostrar el trabajo “de quienes se dedican a orquestar las artes y la cultura más allá de las reglas del estado y el mercado”, una labor que “sucede normalmente en el ámbito de lo imposible”.
Imposible es el concepto bajo el cual se aglutinan proyectos como Trayectivo, Tierra Independiente, Casa Rosa, Casa Estudio Chichis Libres, Convivio, Cordoba Lab + Galería, Espacio Centro, El Huacal, La Jícara, La Locomotora, Lugar Común y Taller Espacio Alternativo.

Es también la primera programación en que tales proyectos reúnen expresiones y artes varias que van desde la música, la fotografía, el teatro, cine, artes visuales y performáticas, entre otras que ocurren en distintos puntos de la ciudad, así como en colonias y agencias alejadas del Centro Histórico.

Asimismo, y como explican los organizadores, “Imposible es una conspiración permanente que agrupa a personas interesadas en explorar las artes, los oficios, las formas de organización y alimentación, el género y las formas de convivencia en torno a un festejo de lo que no puede suceder y sin embargo sucede”.

Por ello la propuesta de hacer en este evento cosas que se pensarían como imposibles, pero que también implican retos para artistas y público. Eso, como una aproximación al trabajo que por años han realizado muchos de los espacios y proyectos congregados en la edición, los cuales han optado por trabajar en la libertad y con el riesgo que ello implica, pero también para tejer redes de colaboración.

En esta primera edición, Imposible es un esfuerzo mediante el cual los proyectos pretenden ampliar su campo de acción y establecer vínculos con otras comunidades, a través de una programación cultural a desarrollarse del 22 al 28 de enero.

Este lunes, Imposible arranca con una caminata a cargo de Trayectivo (proyecto que mediante recorridos y caminatas culturales busca visibilizar iniciativas y generar más comunidad), la proyección de un filme en Convivio, un concierto en la oscuridad (organizado por El Huacal), entre otros. Para el martes 23, se presentarán los resultados de la residencia de Atatat (Joel Barbara), también una función de cine y los resultados de la residencia-campamento con Suyai Otaño. EL miércoles 24, La Jícara serpa sede de México imposible, una plática en torno a la vocera del Consejo Indígena de Gobierno.