El calor que emanan tus dedos puede hacer que te roben la contraseña |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Tecnología

El calor que emanan tus dedos puede hacer que te roben la contraseña

Este nuevo ataque podría hacer que te hackeen, invadan tu privacidad y hasta lean todos tus archivos importantes.

El calor que emanan tus dedos puede hacer que te roben la contraseña | El Imparcial de Oaxaca

El nuevo robo de contraseñas debido al calor que se queda detectado en las teclas, parece una técnica salida de una película de acción, sin embargo y aunque usted no lo crea, hoy en día es una realidad.

Diversos investigadores de la Universidad de California, han descubierto que es posible saber el password de otra persona, por el rastro que dejaron sus huellas en algunas teclas en específico, incluso se puede realizar cuando ha pasado hasta un minuto después.

Este método deja de lado el trabajo que realizan algunos hackers, inclusive el daño que provocan los malware, para convertirse en la táctica más original y un tanto innovadora que se utiliza actualmente para que un tercero consiga nuestros datos personales.

La indagación que realizó el equipo de la universidad, quiso demostrar hasta donde es capaz una persona con tal de hacerse de la información de otra utilizando todo los objetos que tiene a su alrededor en un cuarto, sin hacer uso de un programa.

El resultado ahí lo tienen: los malhechores se las idearon para detectar el calor que emiten los dedos al momento de presionar una o varias teclas, ¿cómo lo hicieron? la respuesta es sencilla porque sólo necesitaron de una cámara térmica de rango medio para saberlo, pues ésta logra que los botones se iluminen totalmente.

Para poder realizar el experimento, se les pidió a 31 voluntarios que escribieran sus contraseñas en cuatro teclados diferentes y unos minutos después, se le requirió a otros ocho que con la cámara, adivinaran qué tanto se había escrito.

La conclusión de lo anterior, registro que la marca de las huellas queda bien impregnada hasta por 30 segundos, lo que permite que una persona conozca la contraseña que has introducido, y por si se creía que con otros 30 segundos todo quedaría irreconocible, la verdad es que aún resultan distinguibles.

La detección del calor, también se debe al plástico que contiene el teclado, pues éste retiene el calor corporal durante un minuto, lo cual es el tiempo suficiente para poder distinguirlas; así que no se necesita tener mucha experiencia para poder quitarle su privacidad a alguien.

Tal parece que ahora deberemos de limpiar el teclado antes de salir de casa o de la oficina, para evitar este tipo de situaciones.