Daniel Eduardo, portero que busca ser ingeniero |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Futbol

Daniel Eduardo, portero que busca ser ingeniero

El cancerbero practica futbol desde los ocho años de edad, su papá fue el que lo llevó a entrenar y así fue como empezó su historia en las canchas

Daniel Eduardo, portero que busca ser ingeniero | El Imparcial de Oaxaca

Como guardameta del Deportivo El Polvorín de la Liga de Futbol 7 CIELO de San Agustín de las Juntas, Daniel Eduardo Pérez Cruz es asesor de ventas en una Financiera y trabaja ahí porque le gusta todo lo relacionado a las ventas.

Es su primer torneo y platica que le gusta el ambiente, la Liga tiene equipos buenos y por lo tanto se siente a gusto.

Daniel Eduardo Pérez Cruz tiene 24 años de edad, es de San Antonio de la Cal, comunidad vecina de San Agustín de las Juntas.

En su último juego contra Iguanas Ranas el partido de ida, de los cuartos de final, y a pesar que su equipo no se encontraba con todos sus integrantes, su partido concluyó con total éxito.

Al joven portero del equipo El Polvorín le gustaría que fueran campeones, “me gustaría mucho, ya que es mi primer torneo en CIELO”, expresó.

Agregó que practica el futbol desde los ocho años de edad, su papá fue el que lo inscribió en una escuela de futbol y así fue como empezó una historia en las canchas.

Dijo que no le fue posible terminar el Bachillerato por cuestiones personales, pero le gustaría concluir con sus estudios de nivel medio superior, como también continuar con una carrera técnica, le interesaría estudiar Ingeniería Automotriz.

Al continuar con la charla al finalizar su partido afuera de la cancha de CIELO, el joven portero expresó de manera preocupante su invitación a la sociedad en general y principalmente a los jóvenes, a que fomenten el deporte y que dejen a un lado los vicios, como el alcohol y las drogas, que le echen ganas a la vida, que se preparen, que estudien y que luchen por lo que quieren.

Daniel dice que, él toma el futbol como una actividad cotidiana, y a pesar de trabajar juega casi toda la semana, porque también participa en otras ligas.