América humilla a Pumas y va a la final contra Cruz Azul |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Futbol

América humilla a Pumas y va a la final contra Cruz Azul

En una contienda única, el América aplastó 6-1 a Pumas y avanzó a la final del torneo Apertura 2018; va contra el Azul.

América humilla a Pumas y va a la final contra Cruz Azul | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Imago7/Agustin Cuevas

Desde el minuto 50, las Águilas del América ya marcaban amplía ventaja frente los Pumas en el encuentro de esta tarde en el estadio Azteca.

En una contienda única, el América aplastó 6-1 a Pumas y avanzó a la final del torneo Apertura 2018, en la que se medirá frente a Cruz Azul.

El marcador se abrió con la actuación de Alex Renato Ibarra Mina , quien marcó el primer tanto para las Águilas en el minuto 8.

Al minuto 24, Pumas alcanzó el empate con el gol de Carlos González, luego de un pase por parte de Pablo Edson Barrera .

Los goles restantes que dieron la victoria a los americanistas en una semifinal histórica fueron marcados por Bruno Amilcar, Roger Martínez, Guido Rodríguez, Diego Lainez Leyva Asistido y Víctor Emanuel Aguilera.

América mantiene un invicto de cuatro partidos como local ante Pumas en la Liga MX, con tres victorias y un empate en el actual torneo (2-2).

Las Águilas perdió solo una vez de local ante Pumas en la liguilla, fue 0-3 en la semifinal del Apertura 2015

América mantiene un invicto de 14 partidos como local en Liga MX (9V 5E), racha que no tenía desde octubre de 2010.

Las porras del Club América y de los Pumas de la UNAM se hicieron sentir a su llegada al coloso de Santa Ursula con la algarabía que genera un partido de “vida o muerte” contra el acérrimo rival.

Desde antes de la puesta del sol del domingo en la Ciudad de México los alrededores del estadio Azteca ya se encontraban repletos de playeras amarillas y doradas de los dos equipos protagonistas de uno de los llamados “clásicos capitalinos” más electrizantes de los últimos años.