Otro año sin playoffs para los Guerreros de Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Súper Deportivo

Otro año sin playoffs para los Guerreros de Oaxaca

La tribu zapoteca concluye en el penúltimo lugar de la Zona Sur y ahora tendrá que poner manos a la obra para el próximo año, en el que la LMB celebrará dos torneos

Otro año sin  playoffs para los Guerreros de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Los Guerreros de Oaxaca se quedaron un año más sin playoffs, pero en esta ocasión se murieron con la suya…

Desde la campaña 2016 la directiva bélica le empezó a dar el respaldo a los peloteros mexicanos, al anunciar en un principio sólo cuatro lugares para extranjeros de los seis disponibles, pero al final de cuentas, después de un pésimo arranque, terminaron utilizando todas las plazas.

En este 2017 las cosas fueron distintas, ya que de principio a fin dejaron todo en manos de los jugadores aztecas, que nuevamente quedaron a deber.

El principio de la campaña fue prometedor, con una racha de victorias sorprendente, que poco a poco se fue desmoronando.

La mitad de la campaña veraniega fue regular para los comandados por Alfonso “Houston” Jiménez, pero la segunda fue para el olvido, cayendo a los últimos lugares de la Zona Sur.

El claro ejemplo del mal cierre que tuvo la organización zapoteca se vio reflejado en el pitcher Irwin Delgado, quien incluso fue llamado al Juego de Estrellas por su alta efectividad, que hasta ese momento le representaba ocupar los primeros puestos en victorias y ponches, pero tras el clásico de media temporada se contagió de la malaria y se alejó de sus mejores números.

La mala temporada de la tribu la llevó al séptimo puesto de la Zona Sur, con una marca de 40 victorias, por 60 derrotas.

En pitcheo por equipo, los bélicos se quedaron en el decimosegundo lugar, mismo puesto que ocupó en bateo colectivo.

De los elementos a destacar, se puede mencionar a Alan Sánchez, quien terminó con .318 de promedio de bateo, además de ser el más constante, pero también hay que resaltar el papel del oaxaqueño Jaime Brena, que terminó con .320, liderando a la tribu en este departamento.

En lo que al pitcheo se refiere, el manager “Houston” Jiménez quizá tuvo una rotación de abridores definida, pero ésta se cayó en la recta final y ni hablar del pitcheo de relevista, que nuevamente fue irregular y dejó ir un buen número de juegos.

De los lanzadores, el que más resaltó fue precisamente Irwin Delgado, al terminar el año con 9 victorias y 6 derrotas, para un ERA de 3.93.

Entre las virtudes a enfatizar de los Guerreros en este año, fue la capacidad para sacar la casta y dejar en el terreno a 13 rivales en la última entrada, lo cual llenó de muchas satisfacciones a la afición.

Con estos aspectos buenos y malos acabó una campaña más, de la cual habrá que hacer un análisis adecuado por parte de la directiva y así comenzar a trabajar para el próximo año en que la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) tendrá dos torneos.