Víctor Hipólito Pérez orgullo oaxaqueño |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Súper Deportivo

Víctor Hipólito Pérez orgullo oaxaqueño

Después de siete años de haber perdido su pierna derecha, el pedalista oaxaqueño Víctor Hipólito Pérez sigue engrandeciendo su carrera

  • Víctor Hipólito Pérez orgullo oaxaqueño
  • Víctor Hipólito Pérez orgullo oaxaqueño
  • Víctor Hipólito Pérez orgullo oaxaqueño

Hace siete años, un accidente en el trabajo hizo que Víctor Hipólito Pérez sufriera la amputación de su pierna derecha, sin embargo, el oaxaqueño ha salidoavante de esta situación y ha encontrado un aliciente en su vida a través del deporte.

El ciclismo fue el medio por el cual, el ciclista de 35 años incursionó en el ámbito deportivo, donde tiene hasta la fecha un vasto recorrido.

“No sabía que después de mucho tiempo, iba ser parte del ciclismo pero no a nivel recreativo, si no a nivel competitivo”, expresó en entrevista.

Su primera participación fuera de Oaxaca fue en 2014, al disputar el Serial de Paraciclismo rumbo a los Juegos Parapanamericanos de Toronto 2015, realizado en el Estado de México, donde obtuvo el segundo lugar.

A partir de ahí, el ciclista zapoteco ha competido en distintos seriales, incluidos maratones acuáticos, además de haber participado en 2016 en el campeonato mundial de Triatlón en la ciudad de Rotterdam en Holanda, donde ocupó el cuarto puesto.

Pérez Pacheco, quien se ubica en la categoría en paraciclismo C2, manifestó que le motiva seguir rodando, cuando las personas lo impulsan a seguir mostrando su talento sobre la bicicleta.

“La única ventaja que tenemos nosotros, yo lo percibo así, es que cuando vas en la bicicleta y te ven sin una pierna los automovilistas tocan el claxon y te dicen con su puño de que siga”, enfatizó.

Actualmente Víctor disputa cada fin de semana la tradicional Clásica Sabatina, que organiza la asociación Ciclismo Enserio, quienes le dieron al ciclista la oportunidad de incursionar en el deporte del pedal y la fibra.

“Te das cuenta que realmente a veces no tienes nada, que nos es lo mismo ser parapléjico, no ver, o tener la amputación en ambas manos, soy afortunado”, finalizó el ciclista oaxaqueño.

 

Relacionadas: