Vitamina D podría evitar ataques pulmonares |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Vitamina D podría evitar ataques pulmonares

Las exacerbaciones pulmonares se reducen en 45%

Vitamina D podría evitar ataques pulmonares | El Imparcial de Oaxaca

Adrian Martineau, profesor de Queen Mary University of London, señala que se necesitan urgentemente nuevos tratamientos para prevenir los ataques o exacerbaciones de EPOC. En este sentido, con su equipo de investigadores desarrollo un estudio que sugiere que una dosis diaria de vitamina D reduce dichos eventos pulmonares.

La enfermedad pulmonar obstructiva incluye varias afecciones que incluyen enfisema y bronquitis crónica. Según los investigadores, la mayoría de las muertes por EPOC se deben a un empeoramiento repentino de los síntomas. Incluso, pueden ser provocados por infecciones virales en vías respiratorias.

Beneficios de la vitamina D para prevenir exacerbaciones de EPOC

Gracias a la investigación publicada en Thorax, se encontró que tomar suplementos de vitamina D está asociado con una reducción del 45% de exacerbaciones pulmonares. Sin embargo, no hubo reducción en pacientes con niveles altos de vitamina D.

De esta forma, los científicos aseguran que la suplementación con vitamina D sería un potencial tratamiento solo para personas con deficiencia de la vitamina.

El estudio incluyó a 469 pacientes con EPOC durante tres ensayos clínicos que tuvieron lugar en Reino Unido, Bélgica y Países Bajos. Se espera que esta alternativa de tratamiento pueda ayudar a las personas ya que es una forma segura y económica de prevenir los ataques.

Es necesaria mayor investigación

No obstante, los científicos reconocen que es importante tener precaución con el uso de este tratamiento. Debido a que su investigación solo incluyó tres ensayos y para confirmar su efectividad se requiere mayor investigación.

Se estima que más de 170 millones de personas tienen EPOC en el mundo y que esta enfermedad causó alrededor de 3.2 millones de muertes en 2015.

De ahí la importancia de encontrar tratamientos que ayuden a mejorar los síntomas, aumenten la esperanza de vida y calidad de vida de los pacientes.

 

 

Relacionadas: