Niños que beben leche deslactosada crecen menos que los que toman leche entera |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Niños que beben leche deslactosada crecen menos que los que toman leche entera

Los niños que beben leche deslactosada, de soya o almendra, crecen menos que aquellos que beben leche entera de vaca, revela una nueva investigación

Niños que beben leche deslactosada crecen menos que los que toman leche entera | El Imparcial de Oaxaca

Los niños de tres años que beben tres tazas de leche entera de vaca al día son en promedio 1,5 centímetros más altos que los que reciben alternativas de leche de moda, según un estudio.

Beber una taza de leche de vaca al día hace que los niños crezcan 0,2 centímetros más que el promedio de su edad, agrega la investigación. Mientras que una taza diaria de leche deslactosada o leche que no es de vaca, como la de soya o almendra, los hace 0.4 centímetros más chicos, indica el estudio.

Los investigadores creen que esto puede deberse a que el contenido de grasa y proteínas de la leche que no es entera disminuye el crecimiento de los niños.

El autor del estudio, el doctor Jonathon Maguire, del St. Michael’s Hospital de Toronto, dijo: “La altura es un indicador importante de la salud y el desarrollo general de los niños. Muchos padres ahora están eligiendo la leche no entera para sus niños, la cual puede tener un bajo contenido de nutrición”.

Investigadores del Hospital St. Michael en Toronto analizaron a más de 5.000 niños entre las edades de dos y seis años. De los participantes del estudio, el 92% bebió leche entera de vaca todos los días, mientras que el resto bebió leche no entera o no de vaca.

Los resultados, publicados en el American Journal of Clinical Nutrition, revelan que beber una taza de leche de vaca al día hace que los niños crezcan 0,2 centímetros más que el promedio de su edad.

Los niños de tres años que beben tres tazas de leche de vaca al día son en promedio 1,5 centímetros más altos que los que tienen la cantidad equivalente de leche de origen vegetal u otras fuentes lácteas, como la cabra, informa Medical Daily.

Además, los chicos que toman una combinación de leche de vaca y leches alternativas también son más cortos en promedio. El estudio no examinó por qué beber leche deslactosada, de soya u otras alternativas reduce la altura de los niños.

Sin embargo, los investigadores especulan que los jóvenes que no beben leche de vaca están consumiendo menos proteínas y grasas, lo que resulta en un crecimiento reducido.

 

Relacionadas: