Dan 78 años de prisión a feminicida de Dafne en Oaxaca | Policiaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones
Última Hora Especiales Videos

Policiaca

Dan 78 años de prisión a feminicida de Dafne en Oaxaca

Ayer, el juez cuarto penal declaró culpable a Alejandro Enrique por el delito de feminicidio agravado, condenándolo a pasar 78 años en prisión.

Dan 78 años de prisión a feminicida de Dafne en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Quienes conocieron a Dafne Denisse aseguran que era una chica muy linda, amable con las personas que la rodeaban, con una alegría que contagiaba.

Ayer, el juez cuarto penal declaró culpable a Alejandro Enrique por el delito de feminicidio agravado, condenándolo a pasar 78 años en prisión.

El crimen

Se estableció que a las 00:40 horas del 9 de abril de 2013, Alejandro Enrique, después de pasar la tarde con Dafne Denisse, escuchó que sonaba su celular.

Como la joven no respondió, sonó que le enviaron un mensaje, lo que provocó el enojo de Alejandro Enrique y empezaron a discutir.

El altercado se volvió agrio y empezaron los golpes. Tanto fue el coraje de Alejandro Enrique que tomó un cuchillo que estaba sobre la mesa y la amenazó. Al intentar defenderse, éste la hirió.

Una vecina contó que escuchó a Dafne Denisse discutir momentos antes y después que alguien corría y pedía auxilio; luego se percató que alguien corría y pedía auxilio. Casi en ese instante empezaron a tocar su puerta desesperadamente.

Al abrir, vio a Dafne Denisse, quien le daba la espalda, mientras que Alejandro Enrique la apuñalaba. Con su acompañante trató de cerrar la puerta al tiempo que intentaban meterla.

Sin embargo, Alejandro Enrique la empujó adentro del departamento de los vecinos y al querer defenderla, éste se les fue encima.

Al escuchar que llamaban a la policía, Alejandro Enrique le dijo a Dafne Denisse: “Te doy las gracias por los momentos que me diste y que pasamos juntos”, para enseguida, después de tomar un cuchillo, salir corriendo del departamento.

Se lastima al ser detenido

Alejandro Enrique corría en la calle, sin soltar el arma homicida y el celular en la otra mano, con la que llamaba tal vez a sus familiares para pedir ayuda y encontrarlos en alguna calle.

Cuando escuchó las sirenas de las patrullas que se dirigían al lugar de la agresión y sentir que la policía lo tenía acorralado, se hirió el cuello.

Criminalistas indicaron que por la mente del joven nunca pasó suicidarse, ya que sólo quería provocarse una herida en el cuello que le permitiera internarse en un hospital.

En medio de un impresionante charco de sangre los policías le brindaron los primeros auxilios e hicieron todo lo posible para mantenerlo vivo en lo que llegaba la ambulancia.

Los policías supieron del ataque en un domicilio de la colonia Guadalupe Victoria, agencia municipal de Santa Rosa Panzacola.

Llamaron para que brindaran auxilio en una vivienda localizada en privada de Ávila Camacho, donde vecinos retrataban un caso emergente de violencia familiar; luego llamaron para avisar que la joven pedía auxilio y casi enseguida, que un joven con arma blanca pretendía escapar.

Antes de llegar al domicilio, los uniformados observaron a un joven, cuchillo en mano, que corría a toda velocidad en dirección a prolongación de calzada Madero, metros después del lugar donde informaban de la pelea.

Sufría violencia en el noviazgo

Al emitir el resultado de la necrocirugía, se dictaminó que la joven murió por hemorragia interna intensa por laceración de pulmón derecho y de arteria pulmonar por arma punzocortante.

El cuerpo de la estudiante de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca fue cremado. El ataúd blanco salió de la casa de su padre, en el Ex Marquesado, de donde la despidieron con aplausos y porras, mientras a su paso dejaban caer una lluvia de pétalos de rosas blancas.

Familiares señalaron que la joven había denunciado la violencia que sufría con Alejandro Enrique, que en varias ocasiones solicitaron la intervención policía y nunca hicieron nada por detenerlo.

Testigos de la relación señalan que la pareja tenía un vínculo de noviazgo desde un año antes, pero Dafne Denisse les confiaba que Alejandro Enrique sufría celotipia, lo que provocó varias escenas violentas.

La joven, quien acababa de publicar en su página de Facebook que pasó de estar “en una relación complicada” a estar “soltera”, el 4 de marzo escribió que: “Hay personas que no nos saben valorar. La respuesta es simple, igual no están preparadas para nosotros”. Un día después aseveró que: “Dicen que cuando te traicionan duele. Y que la ceguera lastima demasiado… pero también dicen que el aprendizaje fortalece”.

Un domingo antes publicó: “Podrán quitarte los sueños, pero no las ganas de soñar. En el amor hay que perdonar. El amor todo lo puede”, así como: “Volví a sentir unas inmensas ganas de vivir cuando descubrí que el sentido de mi vida era el que yo le quisiera dar”.

Negocio previo

Durante el funeral, los familiares contaron que en noviembre del 2012, los padres de ambos los apoyaron para que pusieran una cafetería en la casa de Alejandro Enrique.

No obstante, el negocio no prosperó. Dafne Denisse contaba que la cafetería se fue para abajo porque el papá y hermano de Alejandro Enrique influían mucho en torno a su pequeña empresa.

En diciembre, al reunirse Dafne Denisse con un familiar, le contó que la relación con Alejandro Enrique terminó. Versión que confirmó el joven y agregó que todo concluyó en buenos términos.

Al poco tiempo, se enteró que Alejandro Enrique continuaba molestándola y buscándola. Constantemente discutían cuando se veían, además de que al separarse no repartieron los bienes de la cafetería.

Polémica defensa

Las primeras diligencias tras la consignación de Alejandro Enrique fueron controversiales. No declaró en preparatoria al justificar que no podía hablar después que le practicaron una traqueotomía.

Personal actuante del juzgado se trasladó al hospital particular Reforma, donde estuvo custodiado por policías, familiares, el doctor de cabecera y su abogado.

Abogados del joven, al preparar la defensa, argumentaban que era Dafne Denisse la que ejercía violencia en la relación.

Señalaron que incluso, Alejandro Enrique tenía su novia y la joven lo buscaba para volver. Esa noche, le encontró un mensaje en su celular, lo que la volvió loca y se le fue encima a su exnovio, quien lo único que hizo fue defenderse de la agresión.

Respecto a este punto, el representante social argumentó que una de las reacciones de cualquier víctima al momento de ser herido por otra persona, cuando sufre un ataque, es poner las manos en la herida donde fue lesionado. Si hay sangre tapar la herida para no desangrarse y buscar ayuda, pero nunca buscar un arma y pelear con el agresor, ya que se corre el riesgo de perder la vida.

Sentencia histórica

El feminicidio es un delito grave que se castiga de 40 a 70 años de prisión, además de aumentar un tercio su pena al existir entre la víctima y el agresor una relación de noviazgo.

El 12 de mayo 2017 se declaró concluido el desahogo de pruebas y se declaró cerrada la instrucción, por ello, se corrió traslado tanto al indiciado, como a su defensa, así como a las demás partes, con la finalidad de realizar la formulación de conclusiones.

Finalmente ayer, el juez lo encontró culpable de feminicido agravado y lo condenó a purgar 78 años de prisión además del pago de la reparación del daño por 145 mil 470.70 pesos.

Relacionadas: