Adolescente se ahoga con un pez en un río de Pochutla, Oaxaca | Policiaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Policiaca

Adolescente se ahoga con un pez en un río de Pochutla, Oaxaca

na familia de luto dejó la muerte de un adolescente que pereció después de tragarse un pez

Adolescente se ahoga con un pez en un río de Pochutla, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Una familia de luto dejó la muerte de un adolescente que pereció después de tragarse un pez, durante la pesca que realizaba con su hermano la tarde del pasado lunes en el río Guzmán de San Pedro Pochutla.

Pescaba en el río con su hermano

Con cuerda y anzuelo, el joven Manuel Ávila Altamirano y su hermano pescaban dentro del río Guzmán, ubicado en la misma comunidad perteneciente a San Pedro Pochutla.

De repente, el joven de 13 años de edad agarró con su anzuelo un pez de buen tamaño.

El adolescente lo destrabó de la ganzúa y para que no se le fuera de regreso al agua; lo mordió para ponerlo en una cubeta y no se le escapara; sin embargo, el pez aún con vida aleteó y se introdujo entre la boca, lo que provocó que Manuel se comenzara a asfixiarse.

Su hermano, desesperadamente intentó ayudarlo y trató de sacar el pez de su garganta, posteriormente sacó a su consanguíneo y lo llevó hasta el camino de terracería y buscó un taxi de la comunidad para llevarlo hacia San Pedro Pochutla al Hospital General.

El taxista informó vía radio y la red social WhatsApp al grupo de emergencia que administra el grupo de voluntarios de Bomberos para que lo encontraran en el camino y pudieran apoyar al joven que venía ya inconsciente.

Llega inconsciente

Paramédicos de El Pochutleco después de ser alertados de la situación interceptaron al taxi en el entronque de la carretera de terracería de la comunidad de Guzmán con el libramiento de la ciudad para trasladarlo al nosocomio; en el camino trataron de reanimarlo, sin embargo el joven no respondía a los intentos que realizaban los paramédicos.

El adolescente ya iba inconsciente y al llegar al hospital ya no contaba con signos vitales y fue declarado muerto por médicos del área de emergencia del Hospital General de San Pedro Pochutla.

Inician investigación

Más tarde, trabajadores sociales del nosocomio informaron a las autoridades ministeriales y a elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) para que tuvieran conocimiento del caso y personal de la dependencia acudieron al Hospital y realizaron las diligencias pertinentes.

Agentes investigadores realizaron entrevistas, sobre todo al hermano que acompañaba en la pesca al ahora occiso; así como al taxista que apoyó en el traslado para recibiera atención médica.

Familiares del joven fueron informados del asunto y se trasladaron al nosocomio; sin embargo al llegar se enteraron que su hijo había fallecido y que no se podía hacer nada al respecto; solo esperar a que las autoridades correspondientes les entregaran el cuerpo.

El cuerpo sin vida fue trasladado al descanso en donde se le practicó la necrocirugía de ley que determino que la posible causa de muerte fue por obstrucción de la vía aérea.

Reciben el cuerpo

El cuerpo del joven fue entregado a sus familiares hasta el día de ayer y fue trasladado a la comunidad de Guzmán en donde sus familiares lo acompañaron durante el día y la noche de anoche.

Vecinos de la comunidad de Guzmán y de San Pedro Pochutla visitaron a la familia en luto, quienes determinaron en únicamente acompañar el cuerpo sin vida y que presentado en un culto en compañía de cristianos, miembros de su iglesia rinden plegarias por dicha muerte.

El día de hoy, a las ocho de la mañana, familiares enterrarán el cuerpo de quien en vida se llamó Manuel Ávila Altamirano en el panteón municipal de San Pedro Pochutla.

Habitantes de Pochutla, al enterarse de la forma en que perdiera la vida Manuel Ávila Altamirano de 13 años de edad se consternaron y esperan el día de hoy la hora de su entierro para acompañar y dar fuerza a los familiares.