Donald Trump cierra fronteras y estómagos |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Detalles

Donald Trump cierra fronteras y estómagos

 

Uno de los principales miedos de nuestros paisanos radicados en Estados Unidos es que sean deportados, sin importar que tengan documentos que legalicen su estadía o no.

Las políticas migratorias del presidente de Estados Unidos Donald Trump afectan hasta a su propio país, ya que los migrantes no quieren salir a realizar sus actividades cotidianas, desde ir al supermercado hasta ir a un bar o un restaurante después de la jornada laboral, por lo que el gasto en servicios ha bajado.

Ante este panorama, millones de personas sufren, porque viven en la incertidumbre y con temor; México exporta 1.1 millones de migrantes para el país vecino del Norte anualmente, entonces qué pasará con estas familias, en caso de que se recrudezcan las acciones contra los migrantes y haya deportaciones masivas.

Lo cual tendría terribles consecuencias, desde el decremento del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano, que si de por sí no crece mucho por las actuales políticas económicas sin la falta de entrada de remesas habría una crisis social mayor.

Las remesas caerían drásticamente, ya que estamos hablando que en 2012, México recibió 22 mil 438 millones de dólares y en 2014, 25 mil 607 millones de dólares, lo que indica también que pese a las restricciones fronterizas más migrantes ingresan ilegalmente.

Otro de los tópicos que deberían ser analizados es qué se puede hacer con la mano de obra calificada que está regresando a México, estos hombres y mujeres que aprendieron oficios, no tendrán oportunidad de desarrollo en su propio país, ya que no hay suficientes fuentes de empleo para ellos.

Los mexicanos vivimos en crisis, los estadounidenses también, en general la humanidad lo está, por lo que habría que dirigir programas para generar empleos y principalmente fortalecer el campo, mismo que se encuentra en terribles condiciones.

Estábamos acostumbrados a los gobiernos paternalistas que solucionaban parcialmente los problemas con programas productivos y ahora la política es dar dinero como gasto asistencial, temporal y sin crear fuentes de empleo permanentes, el trabajo temporal no es la alternativa.

Creo que estamos absortos en la tecnología y que vivimos en una era digital que está excluyendo la fuente principal que es la producción de la comida.

Debemos preocuparnos por los problemas del mercado interno y cubrir las necesidades básicas, no hay que esperanzarnos en la inversión extranjera en nuestro territorio, porque eso no solucionaría los problemas económicos del estado y menos los de los hogares de los oaxaqueños.

Muchos pueblos de Oaxaca al igual que en diversos territorios de la República Mexicana están vacíos, sólo quedan personas de la tercera edad y algunas mujeres y niños, ya que la mayoría de los habitantes han migrado.

Por ejemplo los mixtecos, desde la época prehispánica, siempre han migrado en busca de mejores condiciones de vida y alimentación, son excelentes trabajadores agrícolas, quizá sea porque en esta región comprendida por Guerrero, Puebla y Oaxaca, la mayor parte de la tierra es agreste, sin contar que tienen muchos problemas entre ellos por la tierra, lo que ha propiciado que se vayan, pero debemos buscar alternativas.

En fin, las políticas migratorias de Donald Trump están afectando también a sus propios ciudadanos, ya que han externado que sus grandes compañías en los últimos días reportan una baja de empleados migrantes, porque temen salir a la calle, por lo que están teniendo pérdidas económicas.

Por último si el paradigma neocolonial ha sido Estados Unidos, sigamos el ejemplo de Trump, pero de una manera más inteligente, volvamos al nacionalismo como una alternativa para resolver nuestros problemas, generemos empleos, comamos bien y no dependamos de las remesas para comprar comida e importar maíz, principalmente.

@fuaper