Salvemos al mundo | Opinión
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Opinión

Salvemos al mundo

Post Data

 

 

… por nuestras hijas e hijos y demás
descendientes

En la primera parte del presente escrito, mencioné un comentario sobre “La sociedad de consumo”, publicado por Salvat Editores, en 1973, esto es, hace 44 años; y para afianzar en el presente cómo se ha dado una alarmante continuidad a los problemas que los humanos hemos creado (unos más que otros) a ese maravilloso planeta que la naturaleza (y Dios, según se vea) nos concedieron, transcribí una parte de la opinión de Henk Ovink, ingeniero, de 49 años, enviado especial de los Países Bajos para asuntos internacionales del agua.

Y hay graves problemas en este mundo nuestro, que abarcan muchos temas. Los lectores estarán de acuerdo en que lo primero, lo primordial, es la niñez a nivel mundial. Va una muestra de lo que representa una de las peores amenazas para ellos y ellas: “Violenta disciplina contra 300 millones de niños en el mundo”. Y, al leer el artículo (publicado en Notimex y editado por Naciones Unidas), quienes somos madres y abuelas, no podemos evitar estar en contra de semejante iniquidad porque cualquier ente que se sienta con autoridad para maltratar a un niño o una niña, no merece estar entre los seres humanos (que tal enviarlos (as) a islas desiertas, si es que quedan, dejarlos ahí y enviarles comida y agua por helicóptero, y trajes de baño para que se cambien y no huelan mal, y medicinas que pidan por medio de letreros (claro, se les enviarán también cartulinas grandes para ello). Obviamente, no podría dejárseles abandonados (as) porque seríamos igual de inhumanos).

Y entre las tantas acciones que deben realizarse básicamente para salvar este mundo nuestro, que en ciertas épocas ha sido ideal para vivir aún con las amenazas de guerras y otros peligros casi constantes en todo tiempo, están el impedir (y obligar, con manifestaciones tumultuarias y otras presiones) que los gobiernos, instituciones en que se realizan pruebas de experimentos irracionales, y otros similares, continúen con el afán de destruir el único mundo que tenemos para vivir.
Transcribo para mis apreciables lectores (as) unos párrafos de la información en la revista “Muy interesante” (marzo 2014, No. 3), con la siguiente inscripción enseguida: “Manejamos hacia el futuro mirando por el espejo retrovisor”: Marshall Mc Lujan.

En las páginas 40 a la 47 se informa, con el título “Línea de tiempo del futuro 2015-2059”. Y en el sumario: “El Instituto para el futuro, con sede en Palo Alto, California, diseñó en 2009 un panorama de lo que acontecería en el mundo para las siguientes décadas. Los distintos escenarios planteados fueron construidos con base en las tendencias actuales, y se les han añadido otras situaciones posibles manifestadas en otros medios.

Se muestran varias fotos pequeñas y al calce de la primera, algo como una tormenta que va destruyendo todo. Al calce: 2015. La “Tormenta Global” es un conjunto de manifestaciones meteorológicas extremas que pone a prueba la infraestructura de las ciudades del mundo. Otra foto que muestra terrenos desérticos y cerros secos: 2017: Al tope se lee: Una sequía persistente en el hemisferio norte provoca la muerte de decenas de miles de personas. Y al calce: 2018: “Naciones Unidas aprueba prácticas de geoingeniería experimental en la estratósfera”. “Las organizaciones civiles y movimientos sociales tienen más poder frente a sus gobiernos”.

2020: La población mundial es de alrededor de 7,699 millones, de los cuales 1,000 millones son refugiados y 4,000 millones viven en la pobreza. China se convierte en potencia global, junto con Estados Unidos y la Unión Europea. Inicia una recesión económica de 40 años. Se legaliza la mariguana en la Unión Europea y Rusia.
Al lado, una foto de una construcción de metal con tubos sosteniendo muchos pasillos en los que se amontonan cientos de personas.

2022: Una foto de vehículos como tanques raros y robots enormes leyendo (tal vez indicaciones) y causando destrucción. Al calce se lee: Ataques terroristas a nivel global desatan una nueva crisis internacional. Ocurre el primer atentado con uso de pequeños robots bomba. En otro párrafo: Pandemia de gripe aviar inicia en Indonesia; mueres cinco millones de personas en el mundo. En el tercer párrafo: Se inicia la “Guerra de las Medicinas” entre gobiernos y sociedad civil contras las grandes farmacéuticas, por las patentes, producción y precios de los productos medicinales {…}

Y sigue la lectura con estos temas, hasta el 2050. Es impresionante (y estúpido, si se llevara a cabo) lo que se muestra con los dizque avances de la ciencia y la tecnología.

Debemos hacer valer nuestros derechos como ciudadanas (os) de nuestro mundo, ¿o no?
P.D. Una disculpa a mis amables lectores (as) por no haber tenido tiempo de enviar esta segunda parte del presente artículo el sábado pasado.