Yasmín Esquivel deberá despejar dudas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Frente y de Perfil

Yasmín Esquivel deberá despejar dudas

 

Las negociaciones no fueron sencillas, pero finalmente, el coordinador de la mayoría morenista en el Senado de la República, Ricardo Monreal, dejó en alto su estafeta.

Como sucedió con la aprobación de la Guardia Nacional, el ex gobernador de zacatecas se puso a tejer fino y convenció a quienes debía hacerlo, para que le proporcionaran los votos necesarios para juntar las dos terceras partes necesarias que le permitieron a Yasmín Esquivel convertirse en el Ministro once de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El parte rendido por Monreal fue el de misión cumplida y la favorita hizo valederos los momios que la situaban por encima de sus dos compañeras que la acompañaban en la terna enviada por el Ejecutivo para ocupar la vacante dejada por Margarita Luna Ramos.

Loretta Ortiz y Celia Maya cumplieron con el papel asignado, sabedoras de que no entraban en la categoría de favoritas, por lo que cumplieron en forma digna su papel.

Ortiz obtuvo un pequeño respaldo, mientras que Maya no sumó votos de los legisladores en la segunda votación realizada, de la que emergió triunfante la señora de Riobóo.

Y fue precisamente esa relación sentimental de Yasmín Esquivel la que provocó erupciones en la delicada piel de los senadores de oposición e incluso en algunos de la mayoría de MORENA, al considerar que existían los conflictos de intereses, por la relación entre José María y el Presidente Andrés Manuel López Obrador.
Los quisquillosos senadores impugnaron esa cercanía, ya que nadie pudo poner en duda los méritos de Esquivel, basados en su impecable trayectoria administrativa.

Con todo y ello no es la primera ocasión en que los senadores aprueban la designación de un nuevo Ministro de la Corte con antecedentes sospechosos de conflicto de interés, ya que los legisladores de oposición mantienen sus dudas cuando los propuestos guardan alguna cercanía con el Ejecutivo en turno.

Durante años no hubo oposición a esos nombramientos, principalmente en los tiempos en que la maquinaria priista mantenía exclusividad y se reservaba el derecho de admisión a los partidos de oposición en el Senado de la República, pero en cuanto los partidos minoritarios asumieron sus escaños las cosas cambiaron radicalmente.

En algún momento los priistas perdieron todo recato y enviaron figuras de su partido como Ministros de la Corte. Salvador Rocha Díaz, ex diputado federal y ex senador; Irma Cué Sarquis, ex diputada federal y secretaria general del CEN del PRI y Martha Chávez Padrón, diputada y senadora del tricolor, entre otros, llegaron a la Suprema Corte de Justicia, además de Victoria Adato y otros nombres más, sin que nadie replicara por ello.

Con todo y ello, los resultados de los Ministros fueron ajustados a derecho, sin que ninguno de ellos fuese puesto en duda.

Hasta ahora las mujeres que llegaron a la Corte han sido todas respetables y han respondido a su gran responsabilidad. Desde María Cristina Salmorán, hasta Margarita Luna Ramos, pasando por Gloria León, Clementina Gil, Olga Sánchez Cordero y las señaladas Victoria Adato, Irma Cué y Martha Chávez, supieron cumplir con su investidura, por lo que Yasmín Esquivel no dejará dudas sobre su desempeño.
Email: ramonzurita44@hotmail.com