Ruptura |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Ruptura

 

La oposición de la CNTE a las iniciativas del presidente López Obrador para reformar los artículos, tercero, 31 y 73 de la Constitución mexicana, y la persistencia del radicalismo en el bloqueo de las vías férreas en Michoacán, han merecido una respuesta legal del gobierno federal. Aunque AMLO haya dicho que “mi gobierno no reprime”, ya citaron judicialmente a los autores de los dos bloqueos que permanecen en las tierras Tarascas.

Como siempre, recurre a su doble discurso. Por un lado, reitera “compromiso con la educación pública gratuita”, pero por el otro, ratifica su “convicción de lucha y su aspiración de transformación social”. Así expresa su distanciamiento de la Cuarta Transformación del gobierno federal.

Desde que la CNTE, fiel a sus posiciones dogmáticas, (que mucho hemos padecido en Oaxaca) inició su escalada de presión con los bloqueos en Michoacán, le tomó la medida al gobierno federal. El mismo presidente, sabedor de la fuerza política de la CNTE, respondió con mucha suavidad ante sus acciones radicales. “No voy a reprimir a nadie -decía-, resolveremos todo mediante el dialogo”.

Era el ofrecimiento de un presidente calculador. Sabe que, además de su poder de movilización social, la CNTE tiene unos 40 diputados en el Congreso de la Unión y muchos senadores simpatizantes. En la cámara baja están los profesores morenistas más resueltos que organizaban en Chiapas, Oaxaca y Guerrero, las movilizaciones contra el PRI para resaltar la figura del entonces candidato AMLO.

A eso podemos atribuir que sus protestas sigan escalando y hasta lanza advertencias al presidente. Por ejemplo, dicen, que la CNTE reconoce que “en un contexto político social diferente y esperanzador, que dejaron los resultados electorales, las condiciones que existen para solucionar los conflictos heredados del gobierno de EPN, deben revisarse a profundidad y ser solucionados”. Y como esto no será posible, al menos con la rapidez que ellos esperaban, la ruptura CNTE-AMLO se agudiza. Como se los dije: el anhelo de poder los unió, hoy que están en el poder se divorcian.

Persistentes
Aunque los analistas dicen que el movimiento de Michoacán está dividiendo a la dirigencia de la CNTE ante la cercanía de la fecha para elegir nuevos directivos, la realidad es otra. Apuestan a su fuerza política cimentada no solo en sus bases y organizaciones sociales sino también en el Congreso federal y las cámaras de los estados. Por eso son tercos. No dan tregua a AMLO a quien alguna vez consideraron su icono.

Dicen que “la evaluación punitiva no es el único elemento contrario a la educación pública; es necesario establecer un acuerdo nacional que recupere el proceso cultural de la educación para los mexicanos, debe abrogar la reforma educativa de manera completa; esto se logra abrogando la matriz constitucional de la
reforma educativa, sus leyes secundarias y todos sus componentes.

Sospechan simulación
Sostienen que reformar los artículos, 3°, 31 y 73 constitucionales, no resuelve la abrogación de la reforma educativa vigente. Que tal iniciativa corresponde a un modelo neoliberal puesto que aún contempla términos como la “excelencia” que perfecciona el concepto infundado de “calidad” que no son términos pedagógicos, sino empresariales, planteados desde la perspectiva de la OCDE y Mexicanos Primero.
Rechazan “el nuevo modelo educativo de la mal llamada reforma educativa porque sus programas se orientan para que sea la iniciativa privada quien lo administre y aplique ya que ha sostenido que la educación pública en todos los tiempos, sea una práctica de tutoriales”. Exigen que “para garantizar la obligación del estado a impartir educación, en el artículo tercero debe estar plasmada la garantía de suficiencia presupuestaria que de acuerdo a la UNESCO debe ser del 12% del PIB”.

No a la carga de trabajo
Se oponen también a las adiciones a la fracción IV del artículo tercero y fracción primera del artículo 31 de la Carta Magna, porque, sospechan, “se usará como una herramienta de imposición ideológica y política gubernamental, para que si no es con el convencimiento adoctrinante, sea mediante la confrontación entre maestros y padres de familia como se forcé la implementación de los programas pretendidos por el actual gobierno, tal es el caso de la pretensión empresarial de extender el horario de clases a ocho horas como jornada”.

LA RESPUESTA
En los dimes y diretes del divorcio, el gobierno de López Obrador, responde con delicadeza. En contraparte, recibe respuestas duras.

Al ser citados los dirigentes de la CNTE en Michoacán, por la Fiscalía General de la República (FGR) para responder a la demanda que interpuso la empresa Kansas City Southern México en su contra por bloquear vías de tren en Michoacán y causarle pérdidas millonarias, la reacción fue ríspida.

Isidoro Castañeda Navarrete, dirigente de la sección Lázaro Cárdenas, fue uno de los requeridos para declarar el próximo viernes. Lejos de intimidarse, a través de un comunicado, el líder magisterial informó que el oficio llegó ayer y lo calificó como un acto de intimidación del Gobierno. Se saben intocados.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com