Paralelismos entre Adolfo Ruíz Cortines y Andrés Manuel López Obrador |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Tómelo con calma

Paralelismos entre Adolfo Ruíz Cortines y Andrés Manuel López Obrador

 

• La libre expresión y el derecho de réplica.
• Desabasto de gasolinas; una crisis recurrente de cierre de año.

A poco más de 30 días del arranque de administración de Andrés Manuel López Obrador, ya comienzan a establecerse rasgos que obligan a comparar el estilo de gobierno del presidente de la República; lo que nos lleva a remontarnos al inicio de la década de los cincuenta, cuando el veracruzano Adolfo Ruíz Cortines, encabezó la presidencia de la República.
Nuestro país venía de un periodo de generación de grandes recursos, la administración de Miguel Alemán Velasco; un sexenio en el que el sector empresarial detonó fuertes inversiones, lo que derivó en que el gobierno pudiera darse el lujo de elevar el gasto corriente. Al tomar la presidencia, Ruíz Cortines enarboló la austeridad, eliminó plazas, y disminuyó los presupuestos gubernamentales.
Entonces como desde el inicio de la gestión de López Obrador, la voz de empresarios, académicos y analistas, se alzó para criticar la forma, no el fondo de las acciones gubernamentales. Si bien son distintos los sectores de la sociedad que están cansados de la inseguridad, de las grandes desigualdades sociales, y de la opacidad en el ejercicio de los recursos públicos, también son muchas las voces que manifiestan que no se puede generar tan elevado número de desempleados en 30 días, y frenar la inversión pública, con las consecuencias en cuanto a crecimiento y desarrollo que generan medidas abruptas, que no necesariamente han sido consensadas.
Sin duda López Obrador ya se enfrenta por un lado a la incredulidad de muchos de los mexicanos que votaron por él, que a corto plazo ya manifiestan reconocer un error el haber apostado al cambio. Aunque muchos están de acuerdo en acabar con el mal uso de los recursos públicos, hoy nos enfrentamos a un periodo de gran incertidumbre que ha generado una parálisis de inversión y actividad económica.
Tómelo con interés.- A tan sólo cinco semanas del inicio de la administración de Andrés Manuel López Obrador, los medios de comunicación acusan falta de claridad en las reglas que marcarán la relación entre el Gobierno y el gremio periodístico; mientras el presidente de la República, en reiteradas ocasiones ha señalado que el debate construye, y que está dispuesto a escuchar opiniones que permitan normar criterio, así como tener una visión más amplia de los hechos, hay voces al interior de la administración y grupos políticos, que pretenden hacer valer el derecho de réplica mediante la descalificación de adversarios políticos, lo que se traduce en un atentado contra la libertad de expresión.
El derecho de réplica bajo ninguna circunstancia puede permitir la descalificación, o el estigmatizar a quienes piensan de otro forma; sino que atiende a la necesidad de conocer las distintas versiones de los hechos. La réplica no debe restringir o inhibir la libertad de expresión, sino completar una visión más amplia de los hechos que permita a la sociedad normar su criterio en temas relevantes.
Tómelo con atención.- En los últimos cinco años, el desabasto de gasolinas en el centro del país, se ha convertido en una crisis recurrente que en este 2018 y el arranque del 2019, se ha politizado y llevado al debate público.
La última semana del año, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer que al interior de Petróleos Mexicanos ha operado una mafia, que no sólo tenía información sobre las ordeñas de combustibles en ductos de la paraestatal, sino que lo ha permitido. Lo anterior no es necesariamente novedad, ya desde hace varios años se han elevado voces que señalan al Sindicato Nacional de Trabajadores Petroleros, y a personal de PEMEX involucrados en la ordeña de ductos.
Del 2013 a la fecha y sin una justificación pública, los gobernadores de los estados del centro, occidente y el Bajío, han marcado en las últimas semanas del año, la necesidad de prever un manejo de crisis ante la escasez de combustibles. No se ha señalado si el desabasto obedece a que en dicho periodo vacacional, circulan más vehículos privados y públicos por el centro del país, o si se debe al periodo de descanso de personal de PEMEX, lo que es un hecho, es que si referimos a los antecedentes en estas fechas, siempre coinciden las declaraciones y señalamientos en el sentido del desabasto de gasolinas.
Al inicio de este 2019, ante acciones del Ejército y la Armada en instalaciones de Petróleos Mexicanos, y el STPRM, han surgido voces que señalan decisiones políticas ante el desabasto de combustibles en el centro del país; dirigentes de Acción Nacional y del Revolucionario Institucional, han coincidido en que casualmente en entidades gobernadas por Morena, no se registra desabasto de gasolinas, lo que ha hecho complejo el manejo de la crisis y una vez más la comunicación oficial no ha sido la adecuada, lo que complica la situación.
Twitter: @Fernando_MoraG
Facebook: Fernando Antonio Mora