Mucha fiesta, mucho gasto
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Mucha fiesta, mucho gasto

A pesar de los altos costos, los oaxaqueños mantienen viva la tradición de las posadas; las cenas decembrinas significan un gasto promedio entre 3 mil 500 y 6 mil pesos cada una

  • Mucha fiesta, mucho gasto
  • Mucha fiesta, mucho gasto
  • Mucha fiesta, mucho gasto
  • Mucha fiesta, mucho gasto
  • Mucha fiesta, mucho gasto
  • Mucha fiesta, mucho gasto
  • Mucha fiesta, mucho gasto
  • Mucha fiesta, mucho gasto

Familias oaxaqueñas gastan en promedio entre 3 mil y 5 mil pesos en la celebración de una posada navideña austera para 40 personas. Mientras que para las cenas de Navidad y Año Nuevo las familias desembolsan entre 3 mil 500 y 6 mil pesos para cada una.

En esta época de ajetreo y prisas por comprar los regalos de intercambio, cumplir con las tradiciones decembrinas y poner el árbol, adornar la casa, y por supuesto preparar la cena de Nochebuena y Año Nuevo, también se vienen grandes gastos.

Las fiestas decembrinas representan un desembolso importante, ya que en la prioridad en las compras, 66% de las personas se decantaron por la comida como la protagonista de las fechas. Asimismo, los supermercados son el espacio principal para adquirir los ingredientes de la cena.

La empresa Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) realizó una encuesta para conocer los hábitos y costumbres de los mexicanos en la temporada navideña, encontrando que 81.6% de los entrevistados celebran la Navidad, de los cuáles 95.1% preparan cena en su hogar esa noche.

Los platillos que se consumen ese día suelen ser muy variados, según los gustos, preferencias y presupuesto de cada familia.

En cuanto al gasto preciso en cenas, la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) refirió que para surtir el pavo y la pierna de cerdo, además de los romeritos, los antojitos, el ponche y las bebidas alcohólicas, el gasto oscila entre dos mil y cuatro mil pesos por familia.

El dirigente de la Canacope, Carlos Salvador López, precisó que si se trata de bacalao, mariscos, pastel o postres navideños, sidra, tequila, whisky, ensaladas, refrescos, ponche y chocolates, el desembolso crece a cinco mil o seis mil pesos para máximo 10 personas.

 

POSADAS, PAVO, BACALAO Y POZOLE

Las posadas iniciaron el 16 de diciembre, consiste en recrear la llegada de José y María a la posada de Belén.

El ponche es la bebida de las fechas decembrinas y los ingredientes varían según la región en donde se prepare.

Sin embargo, la receta más popular mezcla cañas, guayabas, manzanas, tejocotes, pasas, ciruela pasa, tamarindos, canela y azúcar o piloncillo. El costo promedio de esta preparación para 15 personas asciende a 150 pesos.

En cuanto a la repartición del gasto para las cenas navideñas, la carne es el alimento principal para estas fiestas, pues 76 por ciento de los mexicanos afirma que este producto será el que implique el gasto más alto.

Un estudio de Tiendeo reveló que este año, la cena de Navidad costará a las familias mexicanas entre dos mil 197 pesos, la más económica, y seis mil 610 pesos, la más cara.

El portal especializado en catálogos y ofertas geolocalizadas del sector retail explicó que el gasto promedio de la cena navideña ascenderá a cuatro mil 404 pesos, mientras que el año pasado fue de hasta cuatro mil 726 pesos.

Para ahorrar dinero en estas compras es clave dedicar tiempo a comparar precios y promociones, antes de adquirir los productos, con lo que se podrá ahorrar.

César Chávez Ávila, ex presidente del Colegio de Economistas de Oaxaca, recomendó mesura en el cuidado de las finanzas familiares para evitar sobresaltos a partir del próximo mes.

Debido a las fiestas navideñas y de fin de año, los gastos de las cenas, regalos, posibles vacaciones, se debe entender que no es malo gastar, sino hacerlo de forma consciente.

“Planificar los gastos no quiere decir restringirse por completo de ellos; las fiestas decembrinas invitan a compartir sus ingresos con seres queridos, al hacerlo, se debe tener siempre en mente tus objetivos y evitar caer en conductas impulsivas.”

Si bien resaltó que un importante sector de la población participa de estas fiestas, un amplio porcentaje se restringe debido a que no obtiene los ingresos para satisfacer estos gastos.

El poder de compra de los oaxaqueños, en particular de los que sobreviven con apenas un salario mínimo, disminuyó en un 80% en los últimos años.

Consideró trascendente el aumento salarial para recuperar el terreno que el salario mínimo ha perdido, esto siempre y cuando se cuide el tema de la inflación que impida una escalada desmedida de precios y que a la postre pulverice estos aumentos salariales.

 

MILES DE FAMILIAS SIN FESTIVIDADES

A pesar de todo, miles de familias oaxaqueñas no celebraran las fiestas decembrinas pues se encuentran en asentamientos que forman parte del cinturón de pobreza que se ha extendido en la periferia de la capital y los alrededores de los municipios de la Zona Metropolitana.

Son personas de escasos recursos que no pueden celebrar estas festividades, pues en casas no hay dinero más que para lo indispensable, reconoció Daniel Hernández, integrante del Banco de Alimentos de Oaxaca (BAO), quien dijo que debido a ello, enfrentan el compromiso de captar más recursos de los donadores para solventar la crisis y apoyar a las familias que se encuentren en riesgo de desnutrición por pobreza.

Situación que también afecta el bolsillo y la capacidad que tienen los ciudadanos de donar para quienes menos tienen, pues cada vez son más difíciles las condiciones que se enfrentan.

 

Relacionadas: