Parálisis facial, fantasma al acecho |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Parálisis facial, fantasma al acecho

El CREE es el único espacio de salud pública en Oaxaca que cuenta con una sala especializada para la atención de este padecimiento tan recurrente, pues 25% de los pacientes que ingresan, llegan con este mal

  • Parálisis facial, fantasma al acecho
  • Parálisis facial, fantasma al acecho
  • Parálisis facial, fantasma al acecho
  • Parálisis facial, fantasma al acecho
  • Parálisis facial, fantasma al acecho
  • Parálisis facial, fantasma al acecho

Datos

23

personas por cada 100 mil al año, padecen parálisis facial

$70

costo de sesión en el CREE

Luego de terminar de correr, regresó a casa para descansar, de pronto, Alberto tuvo una sensación extraña en el rostro. Apenas había pasado media hora de haber terminado el ejercicio de cada domingo por la mañana, cuando sintió que no podía controlar el movimiento de la boca y de uno de sus ojos.

Alberto padeció parálisis facial desde hace más de un año, sin saber a la fecha qué causó el padecimiento que lo mantuvo en casa por más de 15 días.

El diagnóstico médico fue: posible cambio de temperatura de manera brusca.

“Fue algo muy rápido. Llegué a mi casa y después sentí como si mi cara se fuera derritiendo; cuando me vi en el espejo empecé a notar que el párpado de uno de mis ojos estaba caído y mi boca empezaba a verse un poco chueca. Me alarmé y me dio mucho miedo”, relata Alberto, deportista y trabajador de una oficina gubernamental.

El hombre, de 45 años de edad, señala que ese domingo decidió buscar un médico particular.

“Fue un día de mucho movimiento. Mi esposa y mis hijas me ayudaron a conseguir los medicamentos que no vendecualquier farmacia”, expone el hombre luego de recordar que la parálisis en su cara le impidió comer y beber agua como “cualquier otro día”.

Alberto recuerda que los días que duró con la parálisis no solo le generó malestares físicos sino también psicológicos, porque al cambiar su rostro se negaba a salir de casa por miedo a la discriminación o las miradas en el trabajo o la calle.

 

ENTRE LAS PRIMERAS CAUSAS DE ATENCIÓN EN EL CREE

De este padecimiento, el director del Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), José Antonio Vargas Zurita, afirmó que al mes un 25% de los pacientes de nuevo ingreso son atendidos por parálisis facial, que se ubica en el primer lugar de atención en algunos meses, en segundo o tercer en otros.

El director del Centro con nueve años de antigüedad en San Bartolo Coyotepec, pero 40 de existencia en el estado, explicó que el origen de la parálisis facial puede darse por tres factores.

El primero es el metabólico, que se da en pacientes que tienen alguna enfermedad crónica degenerativa, que en el momento de presentar una descompensación por no llevar un buen control de su enfermedad como la diabetes mellitus, la hipertensión arterial sistémica o el aumento de los triglicéridos o del colesterol, pueden presentar parálisis facial.

El segundo factor es el cambio brusco de temperatura (del frío al calor) y el tercero por lesiones en esa parte del cuerpo.

El director explicó que las edades más frecuentes de la parálisis facial esen etapas adultas, porque es cuando se presentan comúnmente las enfermedades crónico-degenerativas o las alteraciones metabólicas.

 

RECOMIENDAN ATENCIÓN INMEDIATA

Las primeras 48 horas son cruciales para la atención de la parálisis facial, porque después, el proceso de recuperación tardará más tiempo, por lo que el CREE cuenta con un área exclusiva de terapia física en atención a pacientes con parálisis facial.

Explicó que en el CREE, una vez que llega un paciente con este padecimiento, se le atiende de manera inmediata para mejores resultados.

“Una vez que llega el paciente al área de prevaloración, es canalizado al servicio con el médico especialista en rehabilitación, que indica el inicio de terapia en el área de terapia física”.

Así también, recordó que las personas que tienen disminución de complejo B en su organismo, tienen más posibilidades de desarrollar parálisis facial.

SIN REGISTROS DE LA ENFERMEDAD EN LOS SSO

De este padecimiento, autoridades de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) afirmaron que no cuentan con registros específicos en las diferentes unidades médicas, pero los casos que se atienden en consulta externa son atendidos con el suministro de medicamentos y canalizados al CREE por medio del DIF Oaxaca.

El CREE, que forma parte del DIF Oaxaca, también atiende otro tipo de discapacidades, sobre todo motrices y neurológicas.

 

COSTOS

Una sesión en el CREE para pacientes con parálisis facial tiene un precio que va de los 70 hasta 140 pesos, de acuerdo a los resultados de los estudios socioeconómicos. De manera regular, la mayoría de quienes acuden a este organismo estatal, apenas pagan cuotas de recuperación.

El área del CREE en la atención a personas con parálisis facial, cuenta con un cuarto con compresores calientes y fríos, que se colocarán en el rostro según el grado de parálisis y las posibles causas.

Además de un masaje relajante y actividades para la reeducación muscular, el área del CREE cuenta con personal especialidad para dar el servicio que tiene una duración de 45 minutos a una hora.

De acuerdo al personal, en los últimos meses se ha notado mayor presencia de pacientes mujeres que hombres, sobre todo con enfermedades como la diabetes e hipertensión arterial.

En el caso de Verónica, el costo por semana en una clínica particular es de 500 pesos. Ella tardó tres meses para recuperarse de la parálisis facial, que incluyó rehabilitación de lunes a viernes.

La mujer de 55 años explicó que ella acudió a un neurólogo y después fue canalizada con un terapeuta, quien le ayudó a realizar los ejercicios faciales para recuperar el movimiento.

“Cuando a mí me dio, sentí hormigueo en toda la cara. Algo así como comezón; después empecé a notar que se me enchuecaba la cara”, relata la mujer que destacó la importancia de concluir con las sesiones para no tener secuela alguna.

Según la Secretaría de Salud, se estima que cada año la parálisis facial afecta a 23 personas por cada 100 mil de cualquier sexo y edad. Sin embargo, en Oaxaca, se nota mayor número de casos en mujeres y personas con alguna enfermedad crónica degenerativa.

“La causa de este padecimiento no es clara, pero una infección viral podría estar relacionada, provocando la inflamación del nervio facial y posteriormente la parálisis”, señala la dependencia.

Los síntomas de esta afección varían de persona a persona y pueden ir de leves a graves. Éstas incluyen sensación de que la cara se encuentra estirada hacia un lado, problemas para realizar expresiones faciales, dificultad para comer o beber, cerrar un ojo y para contener la saliva.

Mientras, el Instituto Mexicano del Seguro Social señala que el tratamiento para la parálisis de Bell consiste en la administración de medicamentos indicados por el médico, así como tratamientos de rehabilitación que pueden incluir termomasajes y ejercicios activos.

De acuerdo al IMSS, los síntomas pueden incluir dolor en el oído y/o retroauricular, debilidad o parestesias del lado afectado de la cara, usualmente con algún déficit objetivo en el examen neurológico, hiperacusia y alteraciones del gusto sobre la parte ipsilateral anterior de la lengua.

Para la prevención de esta enfermedad, recomendaron evitar cambios bruscos de temperatura y prácticas como secar el sudor frente a un ventilador, lavarse con agua fría la cara y llegar a una zona con aire acondicionado, después de permanecer mucho tiempo bajo sol.

 

¿Qué es la parálisis facial?

La Secretaría de Salud define la parálisis facial como la interrupción de la función del nervio facial, que provoca que los mensajes entre el cerebro y los músculos faciales no se lleven a cabo correctamente, produciendo debilidad o parálisis facial generalmente en un solo lado de la cara.

Conocida también como parálisis de Bell, descrita en el siglo XIX por el cirujano escocés Charles Bell, este padecimiento en la entidad se da sobre todo en personas con enfermedades crónico degenerativas.

 

LOS SÍNTOMAS

  • Dolor en el oído
  • Dolor retroauricular
  • Debilidad o parestesias del lado afectado de la cara
  • Usualmente con algún déficit objetivo en el examen neurológico
  • Hiperacusia
  • Alteraciones del gusto sobre la parte ipsilateral anterior de la lengua

 

Relacionadas: