Resguardarse en el salón, el lugar más seguro ante balaceras: IEEPO |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Resguardarse en el salón, el lugar más seguro ante balaceras: IEEPO

Ya que de actuar de manera distinta, pueden provocar psicosis innecesaria que podría poner en riesgo la vida de los padres y madres de familia.

Resguardarse en el salón, el lugar más seguro ante balaceras: IEEPO | El Imparcial de Oaxaca

El interior de las escuelas sería el espacio más seguro para los estudiantes cuando en el exterior o calles aledañas se registren hechos violentos o de enfrentamiento con armas de fuego, como sucedió el pasado martes en inmediaciones de Trinidad de Viguera, en esta ciudad.

El director de Protección Civil del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), José de Jesús Núñez Grijalva, informó que los docentes deben instruir a los alumnos a no salir y quedarse resguardados en un espacio seguro en las aulas.

En los hechos del pasado martes, cuando dos sindicatos se enfrentaron a balazos en Viguera frente a una gasolinera, muy cerca de las escuelas primarias “Independencia de México” y el “Pensador Mexicano” y la Telesecundaria del mismo nombre, “Trinidad de Viguera”, los docentes pidieron a los padres de familia llegar por sus hijos.

“De haber sido así, el actuar de algunos maestros fue equívoco porque pueden provocar psicosis o poner en riesgo a quienes acudan a la zona”, externó el funcionario.

De acuerdo con el reporte de la instancia, se han dado balaceras a escasos metros de escuelas como en el Istmo y en la Cuenca; no es tan frecuente pero ha sucedido, y el personal educativo tiene que saber cómo actuar para tratar de salvaguardar a los menores”, añadió.

Ante eso, el tema es abordado dentro del rango de ‘fenómenos perturbadores’, en las Jornadas de Protección Civil a los educadores donde el personal docente sabe que este tipo de protocolos se tendrá que adaptar a la situación de cada escuela, siendo el punto de partida el denominado pecho tierra, para desde ahí desarrollar el protocolo de emergencia.

Ante este tipo de emergencias, a diferencia de los fenómenos naturales, los alumnos deberán mantenerse en una posición segura, encerrados en sus instalaciones, esto mientras el comité de vigilancia de la escuela pide auxilio y solicita, en su caso, la salvaguarda de sus instalaciones.

 

Relacionadas: