Transportistas burlan veda de concesiones en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Transportistas burlan veda de concesiones en Oaxaca

Actualmente se estima que existen 45 mil concesiones en el estado; el sector de transporte se ha salido de control debido a la clonación, el pirataje y el otorgamiento de permisos apócrifos a organizaciones y particulares

Transportistas burlan veda de concesiones en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Transportistas que prestan el servicio de taxis en la Zona Metropolitana de Oaxaca (ZMO), señalaron que a pesar de la veda de concesiones en el transporte público, cada día aumenta el número de unidades que prestan el servicio en las diferentes comunidades, burlando las estrategias implementadas por el gobierno estatal.

Las nuevas unidades utilizan diferentes métodos para poder operar como la clonación y duplicación de los números de concesionarios, así como la portación de permisos irregulares y otros son amparados por los sindicatos violentos.

Reconocidos oficialmente

De acuerdo a los registros de la Secretaría de Movilidad (Semovi) hasta en 1998, en todo el estado de Oaxaca habían 5 mil 325 concesiones de todas las modalidades, entre las que destacan en la modalidad de taxis con 3 mil 94, le sigue el servicio de acarreo con 760, pasaje y carga 688, carga ligera 303, carga en general 282, servicio de pasajeros 73, maniobras con acarreo de carretillas 57, servicio de tracto camiones 35.

Servicios de urbanos y suburbanos 15, grúas 12, en ese mismo periodo en mototaxis no había y en motocarros apenas se contabilizaban 3 unidades concesionadas, 2 en servicio turísticos y solamente 1 en acarreo de agua.

José Murat desbordó concesiones

Durante el sexenio de José Murat Casad, inició la entrega a diestra y siniestra de las concesiones en el transporte público, los beneficiarios fueron empresarios, sindicatos, políticos y organizaciones sociales.

“En esa administración se entregaron concesiones como si fueran despensas, muchas fueron por favores políticos y otras se las quedaron los mismos funcionarios, durante los seis años de Murat se entregaron sin control alguno, sin estudios de factibilidad, algunos de los que recibieron ni siquiera tenían taxis, después las vendieron a costos muy bajos porque esto no era negocio antes”, señaló don Alfredo Martínez, trabajador del volante desde hace más de 40 años en la ciudad de Oaxaca.

A decir de los primeros taxistas que surgieron en la ciudad capital, a pesar del aumento descomunal de las unidades del transporte público, “no había mucho conflicto porque la población también creció y hubo mucha demanda, el problema vino después y en la actualidad, porque así como aumentaron los que estaban en la legalidad, también crecieron los piratas”, expuso el taxista.

En la administración 1999-2004, se triplicó el número de concesionarios al pasar de 5 mil a 15 mil 574, mismos que fueron autorizados por la entonces Secretaría de Transporte (SETRAN), en el cual estuvieron involucrados varios funcionarios y que actualmente se mantienen en la política como la diputada local por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Aurora López Acevedo.

En este periodo se autorizaron 10 mil 770 concesiones para la modalidad de taxis, 3 mil 65 para carga y pasaje, 831 para el servicio de acarreo, 281 para carga ligera, 218 para acarreo de agua, 182 para servicios de pasajeros, 127 para carga general, 58 para el servicio de urbanos y suburbanos, 29 para grúas, 10 para motocarro, 2 para servicio turístico y la primera para la modalidad de mototaxi.

Sexenio de URO continúa derroche

Al iniciar la administración de Ulises Ruiz Ortiz, 2005-2010, se simuló el primer reordenamiento en el sector transporte, incluso por la entrega irregular de 8 mil concesiones de taxis, fueron denunciados penalmente López Acevedo, así como otros exfuncionarios como Horacio Sáenz Castro y Eduardo Franco, solamente estos últimos dos fueron detenidos y posteriormente liberados.

En las investigaciones realizadas en aquel entonces por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Oaxaca (PGJEO), también se detectaron 124 de renovación por término definitivo de concesiones a la empresa Sertexa, lo que causó una gran polémica en el pulpo camionero, ya que los permisos que se otorgan tienen vigencia por 10 años.

Pese a las irregularidades detectadas, todos los exfuncionarios fueron exonerados por el gobierno de Ruiz Ortiz, ya que al igual que Murat Casad fueron emanados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), sin embargo, la lucha política entre estos personajes había comenzado.

En la administración de Ulises Ruiz Ortiz, se entregaron 12 mil 354 concesiones, de las cuales 4 mil 377 fueron para taxis, 792 para pasaje y carga, 327 para el servicio de acarreo, 313 para acarreo de agua, 166 de carga ligera, 12 para grúas, 8 para el servicio turístico, 4 para carga en general, 1 para servicio de urbanos y suburbanos. En este periodo la modalidad de mototaxis se salió de control con la entrega de 6 mil 337 concesiones.

Las concesiones que fueron entregadas desde el sexenio de Diódoro Carrasco Altamirano, se realizaron en los últimos días de cada administración, estas prácticas fueron conocidas como ventas nocturnas.

Gabino Cué, el cambio que nunca llegó

Durante el periodo de campañas políticas, Gabino Cué Monteagudo, emanada de la oposición priista, prometió combatir la corrupción y las viejas prácticas del pasado, sin embargo, en el sector transporte, el cambio nunca llegó y los conflictos aumentaron.

En el inicio de la administración 2011-2016, el primer gran golpe contra los exfuncionarios priistas fue la detención de excoordinador de Transporte (Cotran), Gonzalo Ruiz Cerón, por la presunta entrega irregular de 9 mil 207 concesiones.

Ruiz Cerón permaneció en prisión de junio del 2011 al mes de mayo de 2013, cuando fue liberado por falta de pruebas y tras pagar una fianza de más de 19 mil pesos.

Como ocurre con la actual administración estatal para tratar de evitar el crecimiento descomunal del transporte público, se estableció una veda de concesiones, sin embargo, al concluir el sexenio de Cué Monteagudo, se entregaron 6 mil 628 concesiones.

De estas se autorizaron mil 788 para taxis, 4 mil 258 para mototaxis, 213 para pasaje y carga, 146 para servicio de acarreo, 130 para motocarro, 37 para acarreo de agua, 36 para carga ligera, 12 para pasaje y carga urban, 4 para carga general y 4 para servicio de urbano y suburbano.

De estas tres administraciones, el registro con que cuenta la autoridad encargada de regular el transporte público, contabilizó 39 mil 881 concesiones entregadas hasta el mes de septiembre de 2016, pero como fue costumbre al final del sexenio se autorizaron varios permisos y trámites para otorgar más concesiones.

Para Murat Hinojosa el reto es el reordenamiento

Al iniciar el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, el reto nuevamente fue el reordenamiento del sector transporte, incluso se inició un procedimiento penal contra el extitular de la Secretaría de Movilidad y Transporte (Sevitra), Carlos Moreno Alcántara, por la presunto delito de tráfico de concesiones y plazas del servicio del transporte.

A moreno Alcántara se le acusó de otorgar de manera irregular 502 concesiones y un quebranto al erario de casi 6 millones de pesos, pero como ocurrió en las pasadas administraciones por faltas de pruebas fue liberado.

En los últimos 20 años, la institución encargada de regular el transporte público, se ha modificado en su función y nombre, pero a la fecha no se ha logrado el objetivo: el reordenamiento.

En agosto del 2018, la Sevitra se convirtió en la Secretaría de Movilidad (Semovi), esto con el propósito de impulsar una movilidad sustentable para generar acciones incluyentes al medio ambiente y movilidad.

Alejandro Villanueva López, actual subsecretario de Planeación y Normatividad de la Semovi, señaló en su momento que para poder realizar el programa de reordenamiento, la institución se ha topado con resistencias y corrupción en el sector.

Aunque hasta el mes de septiembre de 2016, se reconocieron 39 mil, 881 concesiones en todo el estado de Oaxaca, aunque, derivado de las auditorías realizadas por el actual gobierno se han detectado más de 8 mil que no han sido solventadas.

“Recibimos a la Secretaría con muchas observaciones de trámites, la Secretaría de la Contraloría nos observó más de 8 mil concesiones que faltaban ser solventadas. Hay personas que tienen concesión y ni siquiera saben que tienen concesiones, ni están enterados”.

“El pirataje es otro de los temas más difíciles de erradicar, lo estamos combatiendo, no es posible que personas ajenas al sector lucren con las concesiones, un transportista no va venir a solicitar 100 concesiones, porque saben que así no es negocio, son personas que lucran con el sector e incitan el pirataje”.

Durante su paso como encargado de despacho, informó que no existe un censo real de las concesiones legalmente establecidas y las que se quedaron sin ser solventadas, por lo que estiman que en la actualidad podrían existir poco más de 45 mil concesiones.

Para tratar de detectar y tener un control de las concesiones que existen en la entidad, en diciembre de 2018, el gobierno estatal a través de la Semovi, inició con el programa denominado Registro Estatal del Transporte de Oaxaca (RETO).

Datos de la dependencia señalan que se implementó para tratar de solucionar el sistema de transporte público del Estado de Oaxaca, el cual vive una crisis debido a la sobreoferta, tráfico de concesiones, involucramiento de la delincuencia organizada y por las unidades no reguladas en circulación.

Establece que la falta de regulación de este crecimiento ha generado un caos y ha dado la oportunidad de circular sin placas o inclusive perpetuar actos de vandalismo a individuos que no necesariamente representan a los auténticos concesionarios, afectando así su patrimonio y reputación.

Para los dirigentes de los taxistas que operan en la ciudad de Oaxaca, el programa ayudará a combatir el pirataje que representa una competencia desleal para los trabajadores del volante, en toda la entidad, se calcula que operan alrededor de 7 mil taxis de manera irregular.

“No es que no se tenga un control, por supuesto que se sabe cuántas concesiones hay en el estado, lo que se pretende con el RETO es que todas las concesiones tengan nombre y apellido, por poner un ejemplo, sabemos que Pedro Pérez tiene una concesión pero el gobierno no sabe dónde está, la idea es que se haga este registro es que realmente se vea cuántas son, porque el único dato de la Semovi es que señala que son más de 45 mil”, señaló Ricardo Villanueva Saturno, representante de la organización Transportistas Agremiados de la Ciudad de Oaxaca y del Estado (TACOE).

Piden freno a pirataje

Los taxistas de sitios locales que operan en el centro de la ciudad capital, ya se sumaron al programa RETO con la esperanza de que se retiren las unidades que operan de manera irregular, especialmente que se regularicen los que en su momento se quedaron a medias.

“En la ciudad no hay concesiones clonadas, lo que hay es que se dio una concesión y como no terminaron de emplacar, por esa concesión metieron dos o tres vehículos trabajando, eso hace una competencia desleal, por eso muchos tienen más unidades. También hay otro tema de los folios que se perdieron en 2014, se perdieron hojas foliadas, las famosas hojas verdes y después aparecieron concesiones, estas unidades están operando y eso se debe detectar y retirar”, mencionó Villanueva Saturno.

El problema que enfrentan las autoridades, es que a unos días de concluir el programa que se había establecido implementarse del mes de diciembre de 2018 a mayo de 2019, más del 50 por ciento de los transportistas no se han registrado a la plataforma.