No hay lugar para Rabindranath Salazar en gabinete morelense, reitera Cuauhtémoc Blanco
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

No hay lugar para Rabindranath Salazar en gabinete morelense, reitera Cuauhtémoc Blanco

La guerra entre la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky y el gobernador electo de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo continúa

No hay lugar para Rabindranath Salazar en gabinete morelense, reitera Cuauhtémoc Blanco | El Imparcial de Oaxaca

La guerra entre la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky y el gobernador electo de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo continúa, cuando quedan menos de 20 días para que el exfutbolista asuma el cargo en medio de una guerra política también con el gobernador saliente Graco Ramírez, quien ha dejado un campo minado a su sucesor.

Luego de que Polevnsky asegurara que el gobernador electo ha querido comprar diputados de Morena y que señalara que detrás de todo se encuentra su brazo derecho, José Manuel Sanz Rivera, coordinador del equipo de transición, Blanco Bravo de plano aseguró que existe una intención por negociar posiciones en el próximo gobierno de “algunos actores” de Morena, además dijo que si Polevnsky no sabe “mejor que no opine”.

No hay lugar para Rabindranath Salazar Solorio, exsenador y exprecandidato al gobierno de Morelos, en el nuevo gobierno, dijo Blanco. Nunca hubo una negociación de espacios, hoy, tenemos presiones de ellos, pero no hay nada, sostuvo en entrevista con los medios de comunicación, después de que este lunes escaló la guerra política entre ambos personajes.

El exsenador era el candidato “natural” a la gubernatura, sin embargo, al discutirse la alianza entre Morena y el Encuentro Social, éste último partido propuso a Blanco Bravo como su candidato en Morelos. Tanto el exfutbolista, alcalde de Cuernavaca en ese momento, y el entonces senador se midieron en una encuesta, en la que oficialmente fue derrotado por Blanco.

No obstante, aunque estaba claro el método para determinar al candidato ni Rabindranath Salazar ni Yeidckol Polevnsky, su principal respaldo partidista, quedaron conformes. La lideresa nacional de Morena manifestó en campaña varias veces su desacuerdo con la candidatura del exfutbolista. Esta molestia estalló el pasado fin de semana cuando en una reunión con diputados locales, acusó a Blanco de querer comprar sus conciencias a cambio de obra pública.

La respuesta llegó por redes sociales. Sin embargo, en entrevistas posteriores Blanco Bravo aseguró “yo no llegué a un acuerdo con Rabín (Salazar) ni con nadie he llegado a un acuerdo (de) que les voy a dar espacios, que les quede muy claro, yo con Rabín nunca hablé de espacios, nunca, que les quede claro, yo con Rabín nunca hablé de espacios y si quiere todas las secretarías pues mejor que se quede como gobernador, yo nunca hablé de espacios”.

En relación a Polevnsky dijo: “si la señora y el presidente electo (Andrés Manuel López Obrador) ya le dio un espacio a (Rabín), entonces yo no sé a qué sale el tema de la señora a decir que a lo mejor soy malagradecido porque no le di ningún espacio porque el señor tiene un espacio y yo no llegue a ninguna negociación ni con Rabín, ni con la señora Yeidckol de que tenía forzosamente que darle un espacio ni a Rabín ni a su gente, en ningún momento y me encantaría decírselo de frente a Rabín y a Yeidckol porque yo así soy, hay que decir las cosas como son, las cosas de frente y lo que pasa”, expresó Blanco.

Agregó que no tiene intenciones de “arrebatar” diputados locales: “Yo se lo manifesté un día a Rabín, es una situación de ellos (los diputados de Morena), nosotros realmente en ningún momento hemos jalado a ningún diputado, digo, si no están de acuerdo con Rabín o con Javier (García ‘El Gato’, diputado local de Morena, nombrado coordinador y luego desbancado), pues ese no es problema mío, ni problema de mi gente, es un problema que ellos lo deben de asumir y lo deben de arreglar y es lamentable, lamentable que la presidenta de un partido haga estas declaraciones que ni tiene idea lo que está pasando aquí en Morelos”.

De hecho, fue más allá. Aseguró que por “el problema” con Rabín Salazar, Blanco habría propuesto al PES competir solo en la elección: “Yo en una ocasión lo platiqué con el presidente del Partido: ‘pues vámonos solos’, porque teníamos ese conflicto con Rabín. Yo no lo bajé, en verdad que yo no lo bajé (de la candidatura), yo hablé con Hugo Eric (Flores, presidente del PES) y le dije ‘vámonos solos’ porque por lo mismo teníamos muchos problemas con presidentes municipales, con diputados, teníamos muchos problemas por el tema de Rabín, en ningún momento yo bajé a Rabín”.

Refrendó entonces el método de elección acordado entre PES y Morena: “Digo, se hizo una encuesta, yo le dije al presidente de nuestro partido de Encuentro Social ‘vámonos solos para no tener estas discusiones y estos mismos problemas’, porque ella (Yeidckol) declaró que él (Rabín) podía haber sido el gobernador, por eso yo me quería ir solo, digo, ese fue un acuerdo que hizo el presidente del partido, Hugo Eric Flores, con Yeidckol, yo le había dicho a Hugo Eric, le digo ‘vámonos solos’ porque teníamos este problema con Rabín, digo, él que se vaya con Morena, yo con mi partido y el PT, bueno, quién sabe a dónde iba a ir, si iba a ir con Morena o con Encuentro Social”, reveló Blanco.

Por lo pronto, el Congreso local, se ha dividido entre simpatizantes y opositores de Bravo.