A siete años de la partida de Leonora Carrington
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

A siete años de la partida de Leonora Carrington

El mundo perdió a Leonora Carrington a los 94 años de edad, de una neumonía en un hospital de la Ciudad de México. Fue pintora, escritora, escultora, y también exiliada y refugiada de la guerra nazi.

A siete años de la partida de Leonora Carrington | El Imparcial de Oaxaca

El día 25 de mayo de 2011, el diario El País informó: “La pintora surrealista Leonora Carrington fallece en México”; en realidad ese día la historia del arte perdió a una de las máximas representantes del surrealismo; la artista de las creaciones antropomorfas, la de los sueños en los lienzos.

El mundo perdió a Leonora Carrington a los 94 años de edad, de una neumonía en un hospital de la Ciudad de México. Fue pintora, escritora, escultora, y también exiliada y refugiada de la guerra nazi. Cuando invadieron Francia en 1938, tuvo que huir a España, y a Lisboa, luego a Nueva York y finalmente a México.

En Londres, se relacionó con los grandes de la historia del arte, Pablo Picasso, Salvador Dalí, Joan Miró, André Bretón y Max Ernst, quienes serían sus colegas.

Fue en ese momento de su vida cuando tuvo un amorío con el pintor alemán Max Ernst. Los dos artistas ya vivían y exponían juntos en París; todo duró hasta que los nazis se llevaron a Ernst a un campo de concentración.

La guerra y la separación obligada de su amor dejó en la pintora un “trauma de guerra” que la derrumbó psicológicamente, por ello fue internada en un hospital psiquiátrico en Santander, España, donde la sometieron a un tratamiento farmacológico brutal.

Max Ernst, llamaba a Leonora Carrington: “la novia del viento”.

Poco después, se casó con Renato Leduc, escritor mexicano a quien conoció durante su exilio en Lisboa, y con quien se mudó a vivir a Nueva York y luego a México. Sin embargo, dos años después se divorciaron.

En México, su mejor amiga fue la escritora, activista y periodista, Elena Poniatowska; y fueron Luis Buñuel, Octavio Paz, Carlos Fuentes, Carlos Monsiváis y Alejandro Jodorowski quienes hicieron a Carrington su polo de atracción e inspiración.

Leonora Carrington y su-realismo

La pintora logró desarrollar un lenguaje pictórico determinado por diversos temas, sus figuras antropomorfas trascendieron el mundo de los sueños y la realidad. Lo mismo se elevan en el inconsciente de la artista y su espectador, que sobre las salas de exposición.

Su obra muestra el surrealismo natural que habita en México, característico por la creación de un exuberante universo pictórico, poblado de figuras y estructuras complejas que se muestran y explican por sí mismas.

Historias bíblicas, referentes europeos, el mundo onírico, la cábala y la mitología fueron sus recursos más asistidos en la creación no sólo plástica, sino también en el mundo de las letras, dando origen a mundos completamente originales, nunca antes vistos.

Lo que hace el espectador al mirar una obra de Carrington, es echar un vistazo al interior de la artista, es descifrar sus sueños, sus interpretaciones, su pasado, su futuro y sus creencias sobre esta realidad.

 

 

Relacionadas: