El pueblo Triqui, celebra 53 años de paz y bienes comunales | Los Municipios
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Especiales

El pueblo Triqui, celebra 53 años de paz y bienes comunales

El festejo es en memoria de los más de 70 muertos que provocó el conflicto de tierras

  • El pueblo Triqui, celebra 53 años de paz y bienes comunales
  • El pueblo Triqui, celebra 53 años de paz y bienes comunales
  • El pueblo Triqui, celebra 53 años de paz y bienes comunales
  • El pueblo Triqui, celebra 53 años de paz y bienes comunales
  • El pueblo Triqui, celebra 53 años de paz y bienes comunales
  • El pueblo Triqui, celebra 53 años de paz y bienes comunales
  • El pueblo Triqui, celebra 53 años de paz y bienes comunales
  • El pueblo Triqui, celebra 53 años de paz y bienes comunales

Putla Villa de Guerrero, Oaxaca

53 años por el reconocimiento de bienes comunales fueron festejados en la comunidad de Santo Domingo del estado Putla, Oaxaca, por la paz y por primera vez este festival a realizarse cada año emanado del acuerdo de asamblea.

Hacer este festejo es en memoria de los más de 70 muertos que derivó este conflicto por la tierras, los indígenas Triquis sufrieron mucho en la lucha por su patrimonio, los que finalmente se quedaron con tan sólo más de 2 mil hectáreas de las más de 3 mil que contaba.

El festejo consistió en la presentación de las escuelas educativas, primaria, secundaria y preescolar que presentaron actividades culturales, proyectando la cultura Triqui con bailables, oratoria y poesía en la lengua materna, así como la presentación de las bandas de música de viento.

Las representaciones de las autoridades se dieron cita para dar sus presentes como una forma de contribución y atención para los pueblos vecinos, las atenciones en lo que se refiere a las diversas actividades.

“Nuestros hermanos iniciaron una defensa en primer lugar con los caciques españoles, después con los propios vecinos como San Andrés Chicahuaxtla y San Juan Copala, este pueblo arrebató más de mil hectáreas, ellos no solo atacaban si no que hacían emboscadas matando a los habitantes de esta comunidad. Dio a conocer, Encarnación Juan Avendaño Ramírez, presidente de bienes comunales de Santo Domingo del estado, Putla, Oaxaca.

Este pueblo nativo hasta 1938, defendió su territorio e hizo los trámites en agosto de 1958, siendo agente municipal Rafael Santiago Aparicio, se levantó un censo de población que dio un total de 657 habitantes, integrantes de 142 familias de Santo Domingo y 72 de San Isidro del Estado, con un total de 290 comuneros.

Este trámite tardó varios años, hasta el 27 de septiembre de 1960, cuando salió la Resolución Presidencial que fue publicada en el Diario Oficial el 22 de diciembre de 1960. El Acta de Posesión y Deslinde de Terrenos Comunales de esta comunidad se levantó el 26 de julio de 1961, con un total de 3 mil 849.80 hectáreas.

A pesar de ciertos acuerdos con los pueblos colindantes las invasiones continuaron sobre el territorio de Santo Domingo del Estado, en 1975 se finiquita el problema agrario con San Andrés Chicahuaxtla y en 1998 con San Juan Copala.

El 25 de agosto de 1964 fueron electos los primeros integrantes para el periodo 1964-1966, registrados legalmente ante el Departamento de Asuntos Agrarios y Colonización, Dirección Organización Agraria Ejidal, reconocidos con fecha 16 de febrero de 1965 recibiendo sus credenciales el 9 de junio de 1965.

Por esta causa tan noble la asamblea comunal de este Núcleo agrario acuerda y declara el 2 de agosto fiesta comunal para honrar en memoria de todas las mujeres y hombres que dieron sus vidas hasta la constitución y reconocimiento del Comisariado de Bienes Comunales como representantes legales de este territorio que hoy disfrutamos los comuneros de Santo Domingo y San Isidro del Estado.

“Si nuestros antepasados se entregaron con amor en defensa de estas tierras, a nosotros nos toca honrar en sus memorias cuidando la fauna, la flora y los recursos naturales con que cuenta nuestro territorio en beneficio de nuestros hijos y nietos”.

Rosa Elvira Avendaño Gómez, nativa del pueblo de Santo Domingo del estado, Putla, dio a conocer que son 53 años que viven en paz con los pueblos vecinos, bienes comunales que tomó muchos años para lograrse y se festejó con la fiesta de los orígenes, es un primer festejo que se hace con la inclusión de las instituciones educativas, pobladores y los radicados.

Comuneras y comuneros de Santo Domingo y San Isidro del Estado, están invitados a conducirse con respeto y legalidad para engrandecer a nuestros orígenes, ya que caminar solos es una equivocación.

Un pueblo unido es más fuerte, un pueblo dividido es un pueblo jodido, en nuestras manos está el futuro de nuestro núcleo agrario, hagamos de él un núcleo próspero con trabajo, respeto y honestidad, para terminar quiero decirles que todos aquellos que olvidan su historia pierden su identidad y están condenados a repetir los mismos errores del pasado o inclusive caer en la corrupción como modus vivendi del sistema político mexicano.

Se realizó una fiesta que derivó en acuerdo la asamblea el 14 de mayo de este año, una celebración por haber alcanzado la categoría de bienes comunales y la paz en toda la extensión de la palabra.

Ocupar estas tierras fue una tarea difícil para nuestros abuelos porque lucharon de manera constante hasta demostrar al gobierno en el título primordial que data de 1851; sin embargo, las tierras de Chicahuaxtla, Copala, San Martín Itunyoso y Santo Domingo nunca estuvieron bajo el control de los nativos, una vez consumada la invasión, algún español se atribuyó el derecho sobre las tierras de los triquis.

A partir del siglo XVIII, encontramos las tierras en poder de Don Domingo de la Cruz y Guzmán, cacique de Chicahuaxtla, Copala y otros lugares de la jurisdicción de Teposcolula.

El 23 de agosto de 1757, el hijo de Domingo, Don Juan Antonio de la Cruz y Guzmán, cacique del pueblo de Chicahuaxtla y Copala, practicó un amparo por las tierras que quitaron los naturales de Tlaxiaco, pero se le pide que las restituya a los indios, ya que Don Claudio José Giraud, Alcalde Mayor de la provincia de Teposcolula y Yanhuitlán, actuaron de mala fe al afectar esas tierras en beneficio de Tlaxiaco.

Relacionadas: