En Santiago Yosondúa, está por perderse la producción de tijios |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

En Santiago Yosondúa, está por perderse la producción de tijios

Son usados para escurrir el nixtamal; sin embargo, su venta ha mermado porque ahora utilizan plástico

  • En Santiago Yosondúa, está por perderse la  producción de tijios
  • En Santiago Yosondúa, está por perderse la  producción de tijios

Ya son pocas las personas que se dedican a la elaboración y venta de los tijios, tenates para escurrir el nixtamal en la comunidad de Cahuadihui, Santiago Yosondúa; además, los incendios forestales han acabado con las plantas con las que se elaboran estas obras de arte.

Se han escaseado estas plantas espinudas que crecen en los cerros, eso ha hecho difícil el trabajo, pero es una labor que realizan aproximadamente seis personas, hacen los chiquigüites, que son tenates que tienen la función de escurrir el nixtamal cuando se lava y en estos objetos se pone a secar.

LAS CAUSAS

Los incendios forestales, la falta de interés, la falta de venta han hecho que sean pocas personas las que se dediquen a la elaboración de este tipo de tenates en la comunidad de Cahuadihui, donde sólo don Francisco Sánchez Pérez los realiza y recorre algunas plazas de las comunidades para ponerlo a la venta.

Da a conocer que las ventas son pocas, en casi todo el día llega a vender tres tenates a 10 pesos cada uno, recorre las calles en los días de plaza en Santiago Yosondúa y otras plazas de las comunidades vecinas.

SU ELABORACIÓN

Para realizar los tijios sube al cerro por esta palmilla, es una planta de hojitas muy duras y con muchas espinas, por lo que tiene que quitárselas una por una y de ahí empezar a realizar estos tenates de forma calados. Para hacer uno tarda aproximadamente tres horas y al día logra hacer no más de tres.

Hay pocos hacedores de estas obras, ya que el material está escaso ante los incendios forestales, ya que son plantas pequeñas que están al ras del suelo; además su realización es laboriosa y en el mercado ya casi no se venden porque la gente de hoy compra los plásticos que están invadiendo los mercados.

POR EXTINGUIRSE

Don Francisco Sánchez Pérez señaló que la elaboración de estos tijios muy pronto se perderá, ya que son los adultos mayores los que saben fabricarlos; además, la teoría para su elaboración los jóvenes ya no la quieren aprender, y tienen razón, para qué si no se venden y las plantas están escaseando.