Agoniza el zapoteco en Mazaltepec |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Agoniza el zapoteco en Mazaltepec

En esta comunidad del Valle de Etla apenas 3 o 4 de cada 10 niños y niñas hablan el zapoteco, una de las tantas variantes que hay en la entidad y que es similar a la del distrito de Tlacolula o del Istmo de Tehuantepec.

Agoniza el zapoteco en Mazaltepec | El Imparcial de Oaxaca

“Wenbinerde’tar lo llichi te’tnna” reza en el letrero de bienvenida en esta comunidad del Valle de Etla para dar cuenta que sus habitantes tienen el zapoteco como su lengua materna e indígena.

No obstante, los indicadores alertan a la autoridad municipal, a una parte de la población y a docentes de las diversas escuelas, entendiendo la importancia de mantener y preservar la originalidad de los pueblos.

Y es que las estadísticas de la autoridad municipal no son halagadoras: apenas 3 o 4 de cada 10 niños y niñas hablan el zapoteco, una de las tantas variantes que hay en la entidad y que es similar a la del distrito de Tlacolula o del Istmo de Tehuantepec.

Eso tiene como trasfondo diversos factores, como la migración al extranjero o al interior del país.

No obstante, varias personas se han enfocado a investigar y tratar de establecer algunas bases.

El regidor de Educación, Reynaldo Matías Martínez, informó que de la población total, un 35 por ciento habla esta lengua indígena y la tienen como primera forma para comunicarse.

También comentó que hay personas que entienden palabras y frases, pero que no lo emplean de manera constante.

Este escenario los motivó a proponer a los docentes de las escuelas primarias “Ignacio Zaragoza” y “Emiliano Zapata”, así como a quienes atienden a los pequeños del preescolar “Ricardo Flores Magón” y a los profesores de la telesecundaria, preservar el zapoteco del Valle de Etla.

“Les hicimos el llamado para trabajar con esquemas que den a conocer la importancia de tener una variante lingüística, de diferenciar al pueblo de otros, por medio de características particulares”, expresó.

Docente al rescate del tisá (zapoteco)
El colectivo de profesores y profesoras de la escuela primaria “Ignacio Zaragoza” impulsa desde los juegos lúdicos como de la lotería o del dominó, así como en las actividades diarias, que los escolares aprendan palabras y el nombre de las cosas en zapoteco.

La directora de la escuela, Aydeé Cervantes Díaz, integrante de la Sección 22 del magisterio, mencionó que desde el Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca (PTEO) se establece el respeto a la multiculturalidad de las comunidades en la enseñanza.

Por eso, en las festividades importantes para la comunidad, la plantilla docente organiza la elaboración de murales con los niños y niñas donde plasman el significado en español y en la lengua materna.

Dijo que en el Día de Muertos 2018, elaboraron un mural con los elementos de los altares con nombres en zapoteco, y pretenden realizar un trabajo similar para Semana Santa o en alguna otra festividad.

Para eso, han platicado con los padres y madres de familia y también se han entrevistado con los abuelitos y abuelitas de la comunidad para rescatar las expresiones más antiguas que están en proceso de desaparecer.

Caber mencionar que frente a algunos grupos de esta escuela del turno vespertino, hay docentes originarios de Santo Tomás Mazaltepec, quienes conocen, hablan y practican su lengua y desde su experiencia, transmiten el conocimiento.

Y es que, en el caso de este pueblo localizado a poco más de una hora de la ciudad de Oaxaca, no existe una gramática para la lecto-escritura, situación que complica plasmarlo en un libro.

No obstante, cada docente mostró los avances que tienen para preservar esta lengua con figuras, colección de palabras, etc.
El profesor Noé Chávez Pineda, así como las docentes Nancy Gómez Pineda y Florencia Hernández Martínez, están impulsando estas actividades y le dedican varias horas al día para incluirlo en los trabajos escolares diarios.

Las materias de matemáticas y español, principalmente se prestan para que por medio de juegos, dibujos y cuentos, los menores vayan adentrándose a esta enseñanza y pidan a sus papás y mamás que les enseñen a hablar.

Incluso, los docentes coincidieron que antes de impulsar el aprendizaje del inglés deben de tomar como principal objetivo el enseñar lo propio de la comunidad.

Entre juegos y risas aprenden zapoteco
“A ver niños, ¿cómo se dice ratón?”, pregunta el profesor Ismael Matías Martínez para que todos los escolares del salón del 5to. “A” de la primaria “Ignacio Zaragoza”, respondieran: “bdin”.

“Maestro, ¿qué es yú?”, refiere un niño para que el docente respondiera que se refería a: casa.

El profesor programa sus actividades conforme sus objetivos y dentro del salón tiene evidencias de su trabajo de preservación de su lengua.

Matías Martínez lleva 8 años trabajando en esta escuela y al ser franco impulsor de su lengua materna, realiza incluso actividades extraescolares para ir dejando un legado y que la nueva generación aprenda y se prolongue más la vida de esta variante.

“He ido a la Sierra Norte, a unas comunidades como Guelatao para observar cómo escriben y su lenguaje; aunque hay similitudes, el zapoteco de Mazaltepec es un poco diferente; he encontrado palabras y hablado con lingüistas para tener una base de escritura”, mencionó.

Explicó que en palabras como agua que significa “nisa”; gato, “michi” o “yu”, tierra, hay coincidencias.

Mientras contaba estas similitudes, sus alumnos le interrumpen para mostrar el cuadernillo cuyo título en zapoteco es: “Tíchatekaramietiloollíchi”, que traducido al español es, “creencias de la gente del pueblo”.

Para esa compilación, cada niño y niña llevó algún texto original de la comunidad localizado en el distrito de Etla, plasmó dibujos y con vistosos colores los ilustraron para ser más atractivos.

En una de las páginas decía: “si tallan la pata del conejo en tus pies, de grande correrás mucho”, que al zapoteco diría, “la dakan nía vblianlannian, lo akabrónloytuxuguaxunin”.

“Son formas tradicionales de la gente para referirse a ciertas cosas, creencias que nos hablaban. Le pido a los niños ir con sus abuelitos o abuelitas y preguntar frases que aún conozcan para irlas plasmando”, señaló el profesor.

El docente se entristece al reconocer que en unos años, Mazaltepec dejará de hablar su forma original por los cambios sociales y el desinterés de algunas personas.

En tanto, en el salón, la clase se vio interesada, entusiasmada por entender y hablar como sus antepasados y que se va perdiendo conforme más aumenta la migración de este pueblo.

Y es que, la comunidad tiene gran parte de su población que emigró principalmente a Estados Unidos y otros más a la capital del país para tener mejores condiciones de vida y al regresar, adoptan nuevas formas para comunicarse.

Impulsar lengua indígena desde casa
Alexander, Manuel y Brayan, niños de 11 años, tienen el interés por aprender a hablar, de hecho, parte de su lengua está basada en el zapoteco. El problema es que al llegar a la escuela, la mayoría se dirige a ellos en español.

“Algunos no me entienden cuando hablo porque en sus casas solo practican el español”, dijo Manuel, quien evidenció el hecho de que desde los hogares se ha perdido esta forma de comunicarse.

Por esta razón la directora de la escuela “Ignacio Zaragoza”, Aydé Cervantes, enfatizó en el trabajo coordinado con los padres y madres de familia para que no suelten el objetivo de preservar la lengua materna.

Aunque algunos no tienen interés visible, a la gran mayoría sí le interesa entrar en los trabajos convocados por los docentes de esta escuela.

Asimismo, Ismael Matías Martínez, recomendó que las familias que salgan de este pueblo no dejen en el pasado su originalidad. “Tenemos que hablar nuestra lengua, sin avergonzarnos porque eso nos da identidad frente a otros pueblos”.

Dentro de los datos del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) son 12 pueblos del distrito de Etla donde se habla el zapoteco, sin embargo, en la realidad, únicamente está en Mazaltepec, municipio colindante con San Andrés Zautla, Santiago Tlazoyaltepec y Santa María Peñoles.

De acuerdo con los datos oficiales, alrededor del 40 por ciento de la población que supera las 3 mil personas, habla su lengua natal.

Dentro de los objetivos de Ismael Matías es buscar el acompañamiento de alguna de las instancias federales o estatales para imprimir en libros sus hallazgos y que sean distribuidos en la comunidad como una aportación a la preservación.
“Hablar nuestra lengua nos da identidad, nos hace de un pueblo, nos hermana y vamos impulsando valores”, dijo el docente.

Más de 60 variantes del zapoteco

En Oaxaca, en todas sus regiones hay presencia de zapotecos, una de las etnias consideradas como más numerosas, solo por debajo de Nahuas y Mayas a nivel nacional, según los reportes oficiales.

En los textos se establece que esta no conforma una cultura homogénea y se distribuye en grupos, de acuerdo a sus formas de hablar.

El grupo norte incluiría las variedades habladas en la zona montañosa al norte de la ciudad de Oaxaca de Juárez, el grupo centro incluiría las variedades de los Valles Centrales y la región sur del Istmo de Tehuantepec; mientras tanto, la zona del meridional las variedades habladas de la zona montañosa al Sur de este estado.

Esto hace que no exista una sola lengua zapoteca, y es donde los autores mencionan distintas variantes, que pueden llegar hasta 62, como lo registra el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI).

Todas esas tienen, en sí diferencias dialectales enormes que los hacen únicos en la zona donde los hablan, se especifica.

En tanto, de las once familias lingüísticas existentes en México, cinco están en Oaxaca, siendo esta entidad la que integra más variedad de lenguas maternas e indígenas.