Santa María Nduayaco: Tierra gobernada por una mujer
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Santa María Nduayaco: Tierra gobernada por una mujer

Estela Cruz Velasco, presidenta municipal, se preocupa por las necesidades apremiantes de la comunidad

  • Santa María Nduayaco: Tierra gobernada  por una mujer
  • Santa María Nduayaco: Tierra gobernada  por una mujer
  • Santa María Nduayaco: Tierra gobernada  por una mujer
  • Santa María Nduayaco: Tierra gobernada  por una mujer
  • Santa María Nduayaco: Tierra gobernada  por una mujer

Sin hacer caso a los malos comentarios y a los diversos tipos de discriminación, el trabajo de una mujer frente a una presidencia municipal tiene que ser extraordinario, ya que su desempeño es doblemente evaluado, dio a conocer Estela Cruz Velasco, presidenta municipal de la comunidad de Nduayaco, Teposcolula.

En entrevista mencionó que en su comunidad hay necesidades que se tienen que atender como los son los caminos de terracería, éstos deben estar por lo menos rastreados, además de respetar los usos y costumbres. Al momento no han llegado las obras gestionadas ante las diversas dependencias, pero se atienden las necesidades básicas como lo es la telefonía rural que se acondicionó el espacio con enmallado y aumento de 15 metros para la antena.

Ha estado gestionando obras y generando la gobernabilidad, pero le preocupa el tema de educación. El objetivo es que por lo menos los jóvenes estén preparados, que no se los coma la ignorancia y las tecnologías. Faltan los niveles educativos en esta comunidad de Santa María Nduayaco, nivel bachillerato y una universidad que sea acorde a las condiciones y naturaleza del lugar.

LAS CELEBRACIONES

Los migrantes y los radicados ya no participan como antes, será porque los precios de los productos de la canasta básica han subido mucho, ellos antes participaban con sus cooperaciones para vestir la iglesia, asumían los diversos cargos como, apadrinamientos. Ahora es poca la participación pero no olvidan sus tradiciones, cada 15 de agosto se celebra la fiesta de esta comunidad, empieza desde el 13 de agosto, desde este día se da el recibimiento, también las comunidades circunvecinas acostumbran la gueza, llevan sus presentes para sumar a la fiesta, cada una de estas localidades llevan sus estandartes o imágenes católicas, esta es también una forma de celebrar y crear amistad con los pueblos vecinos. A los que llegan se les recibe con una comida sencilla pero de corazón, se trata de convivir y de generar la armonía.

Esta comunidad de Santa María Nduayaco celebra a la virgen de la Asunción cada 15 de agosto, hay un mayordomo y padrino de los diversos cargos, cuando éstos son faltantes, la autoridad municipal los asume con responsabilidad, desde luego haciendo coordinación de los ciudadanos de la comunidad, población antigua que aún conserva su nombre en el idioma Mixteco, Nduayaco, que quiere decir “Cañada del Sotol”, una planta parecida a la palma, con la que los pobladores construían sus casas, ésta crece en los cerros, Ndua, cañada, Yaco, Sotol.

EL PUEBLO

Los primero pobladores de esta comunidad no migraron porque en tiempos de la revolución no quisieron participar, ellos atendían a todos los pensamientos, al contrario personas de otras poblaciones llegaron a refugiarse ante los ataques en sus comunidades. No se sabe cómo se fundó la comunidad, pero es un pueblo que conserva sus raíces.

Esta es una comunidad de gente muy amable que los recibe con los brazos abiertos en su fiesta del mes de agosto que empieza desde el 13 al 16, población que cuenta con un río de aguas cristalinas, donde no le ha llegado la contaminación de los drenajes, en ese aspecto la gente ha sido respetuosa con la naturaleza. Además cuenta de encinos que crecen en los cerros y montes, árboles que llegan a medir los más de 60 metros de altura.

SOBRE LA PRESIDENTE

Estela Cruz Velasco, presidenta municipal de la comunidad de Nduayaco fue maestra, trabajó en varias comunidades, desde 1998, en la zona de Nochixtlán, en comunidades como Tierra Colorada, ya en el municipio de Teposcolula, estuvo colaborando en poblaciones como Nicananduta. Después de varios años regresó a su comunidad, una labor de 30 años de servicio en el magisterio. También trabajó en el campo y cuidando animales en los cerros.

Cuando fue trabajadora de la educación recuerda mucho la inocencia de los niños, en su rostro llevan el peso del sufrir, ellos aprenden desde sus hogares los valores, en la escuela se les enseña lo académico, ha dañado mucho la reforma educativa porque enajena a los pueblos nativos y alejados a aprender inglés y olvidar su lengua materna, costumbres y tradiciones.

En esta comunidad aún se tienen buenos modales para vivir, se respetan a las personas mayores, cuando llega la noche los ahijados le piden la bendición a sus padrinos para dormir o a sus papás, se persigna y se encomienda a Dios.

Se piensa que no hay experiencia cuando una mujer asume la presidencia municipal, pero a este cargo se llega a obedecer mandado y también a tener herramientas precisas para lograr la gobernabilidad, acá no hay tiempo para experimentar si no a dictar las líneas precisas.

 

 

Relacionadas: