Periodistas de Oaxaca, en la indefensión ante agresiones | La Capital
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

La Capital

Periodistas de Oaxaca, en la indefensión ante agresiones

Durante bloqueos, marchas y plantones, es donde los periodistas del estado han sufrido el mayor número de agresiones

Periodistas de Oaxaca, en la indefensión ante agresiones | El Imparcial de Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

En lo que va del año, la Fiscalía General de Oaxaca contabiliza 14 denuncias de periodistas que han sido agredidos durante el desempeño de sus actividades. La mayoría de los agresores han sido militantes de organizaciones sociales o sindicales.

Tan solo en el último mes, aunque varias de éstas no fueron denunciadas por miedo a represalias, al menos cinco trabajadores de los medios de comunicación fueron objeto de agresiones por parte de profesores de la Sección 22, militantes de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y porros de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

En los últimos días, tres mujeres periodistas fueron intimidadas y acorraladas durante protestas de la CTM y universitarios de la UABJO, mientras daban cobertura a las movilizaciones.

En estas protestas, de manera separada, las periodistas fueron obligadas a borrar fotografías y videos de sus celulares, en medio de agresiones verbales y de intimidación, al verse rodeadas por los manifestantes, la mayoría hombres.

Tan solo el año pasado, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) registró 208 agresiones a periodistas de la entidad.

De las 208 agresiones registradas en 2016, 43 fueron mujeres y 150 hombres. Por meses, junio presentó el mayor número de casos con 43, seguido de septiembre con 32, noviembre 25 y abril 20. De 2000 a la fecha, en el estado, organizaciones de periodistas tienen contabilizados 15 asesinatos, que muestran a Oaxaca como la segunda entidad con mayor número de crímenes.

A esto se le suma que la mayoría de los periodistas labora en medios que no les dan prestaciones ni son afiliados a instituciones de seguridad social como el IMSS, sobre todo en radiodifusoras y portales.

Así también, la mayoría compra su propio equipo de trabajo y su jornada laboral excede las ocho horas diarias de un trabajador común.

En los últimos días, periodistas que han sido agredidos ya han acudido a la DDHPO y a la Fiscalía General, en medio de las amenazas de los agresores que actúan en total impunidad.