En Oaxaca, el río Atoyac reclama su cauce | La Capital
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

La Capital

En Oaxaca, el río Atoyac reclama su cauce

Usuarios de redes sociales han compartido fotos antiguas de Oaxaca en donde el río Atoyac formaba parte del panorama urbano

En Oaxaca, el río Atoyac reclama su cauce | El Imparcial de Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Luego de las inundaciones provocadas por las intensas lluvias que azotaron la capital oaxaqueña por más de 12 horas la noche de ayer y madrugada de hoy, el rio Atoyac y otros arroyos de la ciudad han recobrado sus cauces.

Lee también: Inundaciones por crecida del Atoyac y arroyos afectan Oaxaca

Usuarios en redes sociales han compartido fotos antiguas en donde se aprecia el otrora limpio y cristalino río Atoyac en todo su esplendor formando parte del panorama de la ciudad, cuya mancha urbana no se compara con la de hoy en día.

El Atoyac nace en el noroeste de la ciudad, atravesando Oaxaca de Juárez, Santa Cruz Xoxocotlán, Zaachila, Zimatlán y Santa María Ayoquezco, más adelante se une con el río Verde formando parte de la cuenca hidrográfica Río Atoyac-Verde.

El acueducto ubicado en el barrio e Xochimilco, es testigo de la gran cantidad de agua que cayó durante las últimas horas en los valles centrales. Pese a los daños ocasionados, usuarios celebran que el río y arroyos hayan aumentado su caudal pues les recuerda al “Oaxaca de antes”

 

En la época prehispánica el Río Atoyac abasteció a las grandes civilizaciones zapoteca y mixteca, y forma parte de la historia de la ciudad de Oaxaca. Su cauce original pasaba por el centro de la Ciudad justo donde está ubicada la iglesia de San Juan de Dios, hecho que no concordaba con los planes de urbanización de los españoles, por lo que fue desviado  hacia el lugar donde se encuentra en la actualidad.

Triste realidad

El Atoyac es un río que agoniza víctima de la grave contaminación y de las inexistentes políticas para su conservación.  Durante los pasados meses de julio y agosto su situación se agravó, pues las riberas fueron utilizadas como basurero alterno al basurero municipal por los conflictos sociales alrededor de este último.

Lee también: “¡Riberas del Río Atoyac huele a podrido!”

Las aguas negras de la ciudad de Oaxaca no reciben tratamiento y son descargadas en su totalidad sobre ríos y arroyos. Los problemas a la salud y al ambiente son innegables.

En octubre de 2016,  un estudio señaló las causas principales que afectan al río Atoyac: las aguas residuales vertidas en él por parte de los municipios y localidades colindantes, el vertido de desechos industriales de las empresas ubicadas en la cercanía del río y  la extracción exagerada de agua superficial para uso común o de riego.

Relacionadas: