Topes, una plaga obsoleta en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Topes, una plaga obsoleta en Oaxaca

Al menos el 90 por ciento de los topes de la capital no cuentan con las medidas reglamentarias; denuncian ciudadanos que lejos de beneficiar perjudican a los automóviles

Topes, una plaga obsoleta en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

EL DATO

50 km/hr

Es la velocidad permitida en ejes principales de zonas urbanas

40 km/hr

Es la velocidad permitida en calles aledañas

El cruce peatonal es en las esquinas donde está el pase de cebra o semáforos peatonales.

Los reductores de velocidad están normados para su colocación, con base en estudios y dependiendo de la vía de comunicación se establece si es viable ponerlos o no, sin embargo, en la vía de los hechos no se respeta esta normatividad y en las calles de la capital oaxaqueña cualquiera instala un tope sin recibir sanción alguna.

Según informa el director de Vialidad Municipal, René Ricárdez Limón, los ciudadanos que deseen poner un reductor de velocidad tendrán que realizar una solicitud ante esta instancia, misma que se encarga de realizar los estudios correspondientes para saber si es factible o no.

“Los topes no necesariamente ayudan, algunos topes mal colocados pueden ocasionar accidentes” comentó el director de Vialidad Municipal, René Limón.

Así mismo señaló que ellos cuentan con la facultad de retirar topes que no cumplan con el reglamento, a través de Obras Públicas realizan la solicitud para que se levante de manera física.

Lineamientos para instalar topes

Parte del reglamento para la instalación de reductores de velocidad y pasos peatonales incluye medidas establecidas.

El diámetro de un tope es de 120 centímetros, 60 centímetros por cada lado, deben tener 10 centímetros de altura y deben estar colocados a 5 centímetros del ancho de la banqueta.

 

Deberán estar pintados en color amarillo para tráfico, bajo especificaciones de la SCT, así como contar con señalización indicando que existen los reductores.

Se tendrán que respetar las características del diseño del reducto, en caso de no ser así se procederá a su clausura y demolición.

Los topes con paso peatonal que se han instalado en algunas de las avenidas y calzadas más importantes de la capital cuentan con otras dimensiones:

1.30 metros de rampa en cada lado y 3 metros de plataforma peatonal con una altura de 10 centímetros.

La pintura del paso peatonal sobre la plataforma debe ser en color amarillo seccionadas a 40 centímetros.

La rampa se pintará con franjas de color blanco de 60 centímetros de ancho, inclinadas a 45 grados hacia ambos lados.

En ambos lados sobre la banqueta, se instalara el señalamiento preventivo de reductor de velocidad.

“Muchas veces colocar un tope es causa de accidente, es causa de daños a los automóviles y normalmente no es correcto las vialidades entre menos topes tengan sería más factible” comentó el encargado de la escuela de vialidad, Erik Santiago Torres.

Abundan en la ciudad topes en mal estado y sin cumplir con lineamientos

Calles en diferentes puntos de la ciudad están inundadas de topes sin contar con los lineamientos que especifica la Dirección de Vialidad, la calle de Eulalio Gutiérrez en la colonia Miguel Alemán, a lo largo de las 10 calles que abarca, se encuentran al menos ocho topes todos en las condiciones sin las medidas establecidas y algunos de ellos hasta varillas tienen de fuera.

En el Centro de la Ciudad en la calle Xóchitl, la Noria, Ribera del Río Atoyac, Calzada Madero, División Oriente, Avenida Universidad y Vicente Guerrero, por mencionar algunas calles éstas son en las que más se pueden observar la mala ejecución de estas obras.

De igual forma los reductores de velocidad con paso peatonal instalados en Periférico, Avenida Universidad y Calzada Porfirio Díaz, cuentan con fallas desde las medidas, falta de pintura y señalización, lo que ha llevado a que automovilistas al desconocer la función de estos quedando a mitad de los pasos e impidiendo el libre tránsito peatonal.

A pesar de que en el reglamento establecido define que la obra que no cumpla con las características y lineamientos señalados serán clausurados y retirados, en los hechos no son así y es posible ver cada día que estos topes siguen aumentando en la calles de la ciudad.

Vialidad argumenta que es Obras Públicas la dependencia facultada para realizar el levantamiento de las obras mal elaboradas, sin embargo cualquier ciudadano puede imponer un tope en cualquier lugar sin que sea sancionado y sin que esta obra sea retirada.

Por su parte, los automovilistas son los más afectados ya que las medidas que se incumplen en los topes terminan dañando los vehículos.

Falta educación vial

El Ingeniero Civil, David Prieto Flores, ha trabajado en obras de la ciudad y menciona que muchas de las veces son los Comités de Vida Vecinal los que solicitan que se coloquen topes, sin embargo la falta de información ha llevado a que los ciudadano instales sus propios reductores de velocidad.

“Los topes se deben construir en zonas de conflicto como escuelas, iglesias, hospitales, salidas de emergencia, centros comerciales y todo lugar donde siempre se marque un flujo importante de gente, la idea de construir topes es reducir la velocidad de los autos para darle preferencia al peatón, todo está reglamentado, existen lineamientos y son las autoridades quienes se encargan de establecer si es factible o no la instalación de estos topes o no” argumentó David Prieto, Ingeniero Civil.

Generalmente en calles de la ciudad vecinos se organizan para instalar reductores que no cuentan con estas mediadas y muchas veces exceden las dimensiones correctas, poniendo en riesgo el vehículo, la seguridad del conductor y ocasionando percances vehiculares al no brincar la unidad el carro o pasarlo de lado.

“Los reductores de velocidad lejos de beneficiar perjudican, muchas de las veces son las unidades; los topes si están autorizados, pero cuentan con normas para su instalación y es en las instancias correspondientes donde los ciudadanos deben de ir para poder solicitarlo y no hacerlo a su propio criterio” agregó el constructor Prieto Flores.

En Oaxaca hacen falta pasos peatonales sin necesidad de semáforos asegura el ingeniero Prieto Flores, es cuestión de fomentar cultura vial, y ejecutar bien los programas de vialidad ya que en muchas zonas de conflicto no existen señalética, no hay elementos de vialidad instruyendo a los automovilistas, como es el paso donde no se deben colocar cuales son los cruces peatonales, a qué velocidad se debe circular y sobre todo el respeto de automovilista ya que en algún momento todos somos peatones, finalizó.

Por falta de educación vial, peatones se pronuncian a favor de los topes