Hartazgo en la capital oaxaqueña por la delincuencia |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Hartazgo en la capital oaxaqueña por la delincuencia

Piden a las autoridades recuperar las calles con el apoyo vecinal y no llegar al extremo del linchamiento

Hartazgo en la capital oaxaqueña por la delincuencia | El Imparcial de Oaxaca

El hartazgo ciudadano por la falta de respuestas a las demandas sobre justicia se hicieron presentes en el Foro de Participación Ciudadana en materia de seguridad ciudadana y justicia.

Como lo expone Manuel Ramos Ruiz, integrante del COMVIVE del Fraccionamiento Bugambilias perteneciente a Santa Rosa Panzacola, administraciones van y autoridades vienen, pero los resultados nunca llegan a los ciudadanos.

Desde su punto de vista, es urgente la implementación de acciones que inhiban los asaltos a mano armada, a casa habitación y de auto partes, debido a que los casos se han disparado.

La delincuencia anda desatada, aprovecha esa falta de coordinación entre las corporaciones municipales y estatales y el resultado es el robo a estudiantes en las inmediaciones de las escuelas públicas y privadas, expone.

Ruiz ha expuesto la necesidad de tender puentes de entendimiento y voluntad entre autoridad para dejar de echarle la bolita y dejar en medio al ciudadano que vive presa de la delincuencia.

El llamado lo hemos hecho a tiempo, queremos resultados, yo creo que ya llevan un tiempo en el cargo y no pueden seguir con excusas, porque para cuando se complete la curva de aprendizaje, “ya nos dejaron en calzones”, subraya.

Lamenta las excusas por parte de las corporaciones por la falta de gasolina para patrullar, de elementos de seguridad, armamento, capacitación, y todo lo necesario para inhibir el delito.

TENEMOS QUE RECUPERAR LA CALLE

Soledad Bennetts, habitante del centro de la capital, afirma que la ciudadanía por cuenta propia se ha organizado para intentar recuperar los espacios ganados por la delincuencia común.

Pero —dice— que si a eso le sumamos, la falta de infraestructura urbana como lo es iluminación en calles, botones de pánico, patrullajes y más, la lucha se hace más complicada y frustrante.

“La autoridad debe voltear la mirada a la ciudadanía, porque hay mucho enojo y para muestra las lonas colgadas en las vías de comunicación de colonias, fraccionamientos y barrios, para tratar de detener la ola delictiva”, afirma.

Esa frase de “ratero te estamos observando, si te agarramos te linchamos”, es el fiel reflejo de la molestia ciudadana con la ausencia de la autoridad.
Bennetts dice que es necesaria y fundamental la existencia de una mejor coordinación, porque los capitalinos han hecho su parte con alertar y denunciar, pero cuando se trata de intervención policial, se han dado casos en los que liberan a los delincuentes.

“En el Centro Histórico se han disparado los robos a casa habitación, asalta a mano armada y de auto partes, es imposible tener la casa vigilada todo el tiempo, la tranquilidad se ha roto y eso es grave”, alerta.

La deportista comenta que el ciudadano ahora debe tener una preparación en defensa personal, porque los asaltos cada vez son más violentos, no es posible que te lastimen antes siquiera que te quiten las cosas y eso habla de la falta de valores de las personas.

SE PUEDE TENER UNA CIUDAD SEGURA

Desde el punto de vista de Eduardo Castillo, ex representante popular en el ayuntamiento de la capital sí es posible recuperar los espacios ganados por los delincuentes, siempre y cuando se tenga una mejor participación de sociedad y gobierno.

Para el ex regidor la corresponsabilidad social es fundamental para dar buenos resultados en materia de seguridad pública.

Admite que el hartazgo y enojo social es uno de los principales factores de la ciudadanía en la actualidad y eso se ha observado en los casos de aplicar la ley por propia mano e intentos de linchamiento.

“Hay ocasiones en que pasan dos horas y no aparece ni la patrulla ni los elementos policiales para conocer de un delito, es urgente un trabajo coordinado y fomentar la cultura de la prevención y denuncia”, dice.

Expone que también desde las familias se deben fomentar los valores de respeto y tolerancia para frenar la carrera delincuencial, “se deben prevenir el delito y las adicciones porque de ahí parte el problema”.

Y también habla porque a los elementos de seguridad se les brinde un mejor trato y sobre todo mejores condiciones laborales, para que brinde resultados favorables a la sociedad y se aleje de la corrupción.

Sobre la escasa participación de la ciudadanía sostiene que en parte es responsabilidad de la autoridad convocante y de los interesados en el tema, para que puedan aportar a la integración de un adecuado Plan Municipal de Desarrollo.

La seguridad es gris, no tiene colores, porque no nos pregunta el delincuente si votamos por tal o cual partido o personaje, tiene que ver con acciones concretas y que se palpen a corto plazo, reitera.

NO QUEREMOS REGIDORES DE ESCRITORIO

Para otros ciudadanos es importante la participación de los regidores y presidente municipal Oswaldo García Jarquín en las mesas de trabajo de cara a la integración del Plan Municipal de Desarrollo, dado que le daría la oportunidad de escuchar las demandas del pueblo.

“Ya estamos cansados de funcionarios y regidores de escritorio, de esos que no salen de sus cómodas oficinas y evitan ensuciarse los zapatos en las colonias de la ciudad, así no van a resolver los grandes problemas”, opinaron.

Los participantes del Foro de Consulta Ciudadana expusieron la necesidad de recuperar los espacios perdidos ante la delincuencia común y tener la confianza de caminar por las calles de Oaxaca, sin temor a ser asaltado o agredido.