Proceso de transición frena consulta indígena en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Proceso de transición frena consulta indígena en Oaxaca

Lo que los pueblos exigen es modificar el decreto para que tengan la posibilidad de disfrutar del vital líquido: COPUDA

Proceso de transición  frena consulta indígena en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

El proceso de transición de poderes en el Gobierno de la República, mantiene suspendido los avances para la Consulta Indígena en los Valles Centrales, sin embargo, representantes de las comunidades y organismos autónomos confían en retomarse a partir del 1 de diciembre.

Entre 2008 y 2012, integrantes de la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (COPUDA), conformada por 16 comunidades, interpusieron varios recursos jurídicos para obtener una revisión del Decreto de Veda de 1967.

La Primera Sala Regional Metropolitana del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, en el expediente: 9216/11-17-01-5, emitió una resolución de fecha 08 de abril de 2013, resolviendo proponer al titular del Ejecutivo Federal la modificación del “Decreto de Veda del Acuífero Valles Centrales Oaxaca”, de conformidad a lo establecido en la Ley de Aguas Nacionales, consultando a la comunidad y pueblos indígenas zapotecas del valle de Ocotlán de Morelos y Zimatlán de Álvarez.

Gabriel Silva, del Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto, explicó que esta consulta comprende de cinco Etapas: 1. Acuerdos previos, 2. Etapa informativa, 3. Etapa deliberativa, 4. Etapa consultiva, y 5. Etapa de ejecución y seguimiento de los acuerdos.

“Estamos en la cuarta etapa, la cual actualmente debido al proceso de transición de poderes se encuentra suspendida, pero confiamos en que se pueda retomar después del 1 de diciembre”.

Detalló que los avances que presentan esta consulta indígena, es de mucha importancia para la entidad y el país, pues es la primera que ha llegado hasta su cuarta fase.

“Lo que los pueblos exigen es modificar dicho decreto para que tengan la posibilidad de disfrutar del vital líquido, porque si se levanta, cualquier persona que logre entrar a las comunidades indígenas van a explotar el agua”, señaló.

Por su parte, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) dio a conocer que mantiene un seguimiento puntual sobre los trabajos que se llevan a cabo entre las comunidades y los organismos involucrados.

Considera que la consulta que se lleva a cabo en las 16 comunidades del Valle de Ocotlán y Zimatlán, es uno de los primeros ejercicios de toma de decisiones en el que son escuchadas todas las partes, en vez de concretarse a la decisión unilateral de una sola autoridad, a diferencia del decreto de veda del acuífero que emitió la Presidencia de la República en 1967 sin consultar a los pueblos afectados.

 

Relacionadas: