Poco a poco empresarios se recuperan en Juchitán |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Poco a poco empresarios se recuperan en Juchitán

Los daños materiales causados por este movimiento telúrico fueron incalculables, pues colapsaron muchas casas, edificios históricos y emblemáticos de esta ciudad

Poco a poco empresarios se recuperan en Juchitán | El Imparcial de Oaxaca

La noche del 7 de septiembre del 2017 difícilmente se podrá olvidar para los habitantes de la región del Istmo, en especial para los habitantes de Juchitán, uno de los municipios más devastados por el terremoto de magnitud 8.2 grados, que esa noche sacudió a México.

Los daños materiales causados por este movimiento telúrico fueron incalculables, pues colapsaron muchas casas, edificios históricos y emblemáticos de esta ciudad, que poco a poco se va recuperando de este evento de la naturaleza.

Tal es el caso del Hotel “La Mansión”, que en su momento fuera uno de los edificios más grandes del Istmo con sus cuatro niveles y el primero en utilizar elevadores eléctricos, este edificio que resultó con severos daños, finalmente a 16 meses del terrible terremoto ha reabierto sus puertas al público.

Fue el 19 de noviembre de 1981 cuando se inauguró, como uno de los edificios modernos de la época y durante muchos años albergó a grandes personalidades de la vida política, artística y social, que acudieron a la región del Istmo.

Hoy una vez más, el Hotel “La Mansión” abre sus puertas para ofrecer sus servicios a empresarios y turistas, aunque ahora con dos plantas solamente, iniciando con el servicio de restaurante y 9 habitaciones, posteriormente en una segunda etapa serán 17 habitaciones más.

Los propietarios tuvieron que desembolsar una fuerte cantidad de sus recursos para invertir nuevamente en la recuperación de este enorme edificio, que, por seguridad se redujo a la mitad de lo que anteriormente era, tratando de recuperar la originalidad del lugar como sus pisos de mármol.

“Ahora cuenta con más salidas de emergencia, el área del restaurante está más amplio y sobre todofinamente hemos podido iniciar operaciones después de este lamentable suceso que nos afectó gravemente”, indicó Javier Rosas Córdoba responsable del hotel.

Con la reapertura de este hotel, se recuperó también al menos una docena de empleos que se habían perdido debido a la suspensión de los servicios, después del terremoto y se espera que esta cifra aumente conforme se vayan ampliando los servicios.

 

 

Relacionadas: